Noticias
Noticias
Noticias
2983
visitas
El

El Clínico contará con una técnica que acorta las dosis de radioterapia

La braquiterapia se aplicará a pacientes con cáncer de próstata, de cérvix, útero, mama, pulmón, esófago y piel
El hospital tendrá un segundo acelerador

El Hospital Clínico Universitario dispondrá en unos meses de un tratamiento contra el cáncer que reduce el tiempo de las radiaciones para combatir el tumor. Esta técnica es la braquiterapia, un sistema que se empleará para luchar contra varios tipos de cánceres, como los de próstata, cérvix, útero, mama, pulmón, esófago y piel.

La braquiterapia de alta tasa de dosis es igual de efectiva que la radioterapia convencional y presenta la ventaja de que los tratamientos son más cortos. Así, en cuatro sesiones de media hora el paciente recibe las mismas dosis de radiación que en dos meses de radioterapia externa.

El objetivo de la braquiterapia es administrar dosis altas de radiación al tumor, con cantidades escasas a los tejidos normales de alrededor.

El proceso consiste en colocar unos dispositivos que contienen sustancias radiactivas en el interior del cuerpo del paciente y dejarlos puestos 30 minutos. Las fuentes encapsuladas son isótopos radiactivos en forma de tubos o alambres.

Adjudicar las obras

El director de la unidad de gestión clínica del Hospital Clínico, José Antonio Medina, explicó a este periódico que la braquiterapia se enmarca en un proyecto de mejora y potenciación de la asistencia que se ofrecerá a los enfermos con cáncer. Así, en breve se van a adjudicar las obras de un búnker para albergar un segundo acelerador lineal de electrones de baja energía. Este equipo contará con una técnica que precisa y afina más las radiaciones que se aplican en la zona del tumor sin afectar a los tejidos sanos que lo rodean. Asimismo, ese acelerador estará dotado con un sistema que se llama arcoterapia dinámica conformada, también de gran precisión en el tratamiento de los tumores.

Si no hay contratiempos, tanto el segundo acelerador como la braquiterapia estarán en funcionamiento en el primer trimestre de 2009, una vez que se reciba el permiso del Consejo de Seguridad Nuclear, que debe revisar las instalaciones. La idea es que con el segundo acelerador se traten anualmente a unos 500 pacientes y a otros 200 con braquiterapia, cifra que irá incrementándose progresivamente. «La idea es que seamos autosuficientes y casi no tengamos que derivar enfermos al Hospital Carlos Haya para sesiones de radioterapia», manifestó el doctor Medina.

Nueva prestación

Obras: Se adjudicarán en breve para construir un búnker que albergará un acelerador lineal de electrones y un radioquirófano, en el que se aplicarán los tratamientos de braquiterapia. También habrá zonas de consultas y de trabajo. El plazo de las obras es de seis meses.

Presupuesto: 803.000 euros para las obras, 400.000 euro para la braquiterapia y 1.257.000 euros para el acelerador lineal de electrones.

Fuente:
Diario Sur (Ángel Escalera)
Unidades Organizativas vinculadas