Noticias
Noticias
Noticias
1629
visitas
El

El Clínico duplica la cifra de enfermos operados de dolencias en los ojos

El incremento de la actividad quirúrgica se consigue al disponer el servicio de oftalmología del doble de quirófanos de los que tenía
El doctor García Campos revisa la visión de una paciente en consulta

Contar con más quirófanos equivale a poder operar a más pacientes. Esto es lo que está sucediendo en el servicio de oftalmología del Hospital Clínico Universitario. En el primer cuatrimestre han intervenido a 1.500 personas de cirugía mayor ambulatoria (los enfermos reciben el alta el mismo día) frente a los 700 del mismo periodo del año pasado.

Las previsiones estiman que al finalizar 2011 se habrán hecho de 3.500 a 4.000 operaciones, señaló a este periódico el jefe del citado servicio y catedrático de oftalmología de la Facultad de Medicina de Málaga, José García Campos.

«Este año estaremos entre los tres primeros hospitales andaluces en número de pacientes intervenidos por dolencias en los ojos», dijo el doctor García Campos. Ese aumento de actividad se produce al pasar el Clínico a contar con veinte quirófanos semanales en lugar de los diez que tenía antes. A ello se suma que el servicio tiene dos oftalmólogos más, lo que eleva la plantilla a diecinueve. El 96 por ciento de las operaciones de ojos que se llevan a cabo son de cirugía mayor ambulatoria. Todas las intervenciones se realizan en los quirófanos del Hospital Marítimo de Torremolinos, que forma parte del Clínico.

Para mantener el ritmo marcado, hasta el mes de agosto se operará en horario de mañana y tarde. Las patologías más frecuentes que requieren que los enfermos pasen por un quirófano son las de cataratas y las de cirugía de vítreo, glaucoma, párpados y vías lagrimales. En el 95 por ciento de los casos, a los pacientes se les aplica anestesia local. La media de enfermos intervenidos diariamente (contando sábados, domingos y días festivos) es de doce. «La lista de espera de cirugía mayor ambulatoria la tenemos controlada», declaró García Campos.

Control de los pacientes

Los enfermos, aunque en su mayoría reciben el alta el mismo día de la operación, son revisados por los oftalmólogos a las 24 horas de haber sido intervenidos. A la semana y al mes se someten de nuevo a otro control para comprobar que no han surgido complicaciones derivadas de su paso por el quirófano.

«Tenemos unos resultados quirúrgicos buenos», precisó el jefe del servicio. En ese sentido, el doctor García Campos se refirió a que los enfermos que necesitan una cirugía de glaucoma se les opera sin entrar dentro del ojo. «Empleamos una microcirugía no perforante, lo que facilita que se eliminen muchas complicaciones», señaló.

Por otro lado, el catedrático de oftalmología recomendó a los pacientes diabéticos que acudan una vez al año al oculista y que se controlen de forma exhaustiva el azúcar en sangre, porque esas actuaciones les servirán para prevenir afectaciones en la retina. «A veces nos llegan a las consultas personas diabéticas medio ciegas por no haberse revisado el azúcar y no haber ido al oculista a tiempo», advirtió.

Los datos

  • Operaciones. El servicio de oftalmología del Clínico ha operado a 1.500 pacientes en el primer cuatrimestre de 2011.
  • Cirugía mayor ambulatoria. El 96 por ciento de los enfermos se van a su casa el mismo día de ser intervenidos.
  • Quirófanos. Los oftalmólogos disponen de veinte quirófanos a la semana. Están ubicados en el Marítimo de Torremolinos.
  • Actividad. El servicio de oftalmología ve en consultas y en urgencias a unos ochenta mil pacientes cada año.
Fuente:
Diario Sur (Ángel Escalera)