Noticias
Noticias
Noticias
1507
visitas
El

El Clínico, líder andaluz de donación de órganos en hospitales de su nivel

Ha conseguido también ser el centro sanitario de la Comunidad con un mayor número de extracciones de tejidos de cadáveres
El Clínico, líder andaluz de donación de órganos en hospitales de su nivel

El número uno. Ese es el puesto que ocupa el Hospital Clínico Universitario en la captación de donantes de órganos entre los hospitales andaluces de su nivel. El pasado año volvió a revalidar esa posición destacada.

Los dieciocho donantes efectivos que obtuvo le permitieron encabezar el escalafón. «Estos buenos resultados los conseguimos gracias a la sensibilización y concienciación que en asuntos de donación hay en nuestro hospital.

Los profesionales que trabajan en el servicio de urgencias y en la unidad de cuidados intensivos (UCI) se esfuerzan en la detección de posibles candidatos a donar», explicó a este periódico el coordinador de trasplantes del Clínico, Domingo Daga.

A lo largo de 2010 se contabilizaron un total de 25 muertes encefálicas en el Clínico Universitario. Dieciocho de esas personas se convirtieron en donantes. Seis no lo fueron por contraindicaciones médicas que desaconsejaban que se utilizasen sus órganos y solo una por negarse su familia a ello. «Tenemos un índice de negativas familiares bajísimo (5%), muy por debajo de la media nacional (17,86%)», manifestó el doctor Daga.

Asimismo, el centro sanitario de Teatinos volvió a ser el año pasado el hospital andaluz con más donantes de tejidos (diez), no solamente entre los de su categoría, sino incluso contabilizando a los que poseen un mayor nivel. Esos diez donantes de tejidos fueron personas que fallecieron no por muerte encefálica, sino por una parada cardiorrespiratoria. Una vez recibido el visto bueno de los familiares, a los cadáveres se les extraen córneas, huesos, válvulas cardiacas y segmentos vasculares.

Los tejidos humanos procedentes de cadáver son cada vez más necesarios y su utilización en la práctica médica diaria ha crecido en los últimos años. Eso hace que los profesionales de trasplantes se esfuercen en conseguir a los donantes, ya que es la mejor forma de que esos tejidos no se pierdan y puedan recibirlos pacientes que los necesitan.

«Si sumamos las donaciones de órganos (dieciocho) y las de tejidos (diez) hemos conseguido veintiocho donantes, lo que nos convierte en uno de los principales hospitales españoles en esta materia», recalcó Domingo Daga.

Menos muertes encefálicas

La tendencia habida en los últimos años del descenso de muertes cerebrales se mantuvo en 2010, circunstancia que se relaciona directamente con la disminución de fallecidos a causa de accidentes de tráfico. Esa bajada repercute en la donación. Y es que para donar no basta con querer. Si no se cumplen los requisitos legales, la extracción de los órganos no puede llevarse a cabo. Hay un factor imprescindible: que el posible donante se encuentre en estado de muerte encefálica o cerebral y que el deceso se produzca en un hospital, único lugar donde se puede realizar todo el proceso que implica una donación. Sólo el 4% de los fallecidos cumplen todos las condiciones para la cesión de sus órganos para ser trasplantados.

Otro dato significativo es que está habiendo un envejecimiento general de los donantes. De la cifra total, solo el 21% tenía menos de 44 años, lo que representa que el 79% restante sobrepasaba esa edad. El 65,1% de los donantes procedían de los protocolos cardiovasculares agudos, es decir, habían sufrido una hemorragia cerebral. En cambio, los donantes muertos tras un accidente de tráfico fueron muchos menos (5,7%).

Nuevas vías de captación

Ante la reducción de donaciones por siniestros de circulación, la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) está promoviendo nuevas vías para captar donantes y, de ese modo, que no desciendan los trasplantes de órganos. Uno de los campos que más se está trabajando es el de la donación de vivos (en casos de trasplantes renales y hepáticos). Igualmente, se potencia la donación en asistolia (pacientes que sufren un paro cardiaco irreversible).
Por último, los profesionales que se encargan de esa parcela sanitaria tratan de mejorar todas las técnicas para que no se desaproveche ningún donante ni se pierdan órganos para trasplantes.

Fuente:
Diario Sur (Ángel Escalera)
Unidades Organizativas vinculadas