Noticias
Noticias
Noticias
1872
visitas
El

El Clínico, pionero en el diagnóstico de enfermedades digestivas

Una técnica radiológica avanzada permite realizar estudios más completos a los pacientes con resonancias y TAC
Los médicos Juan López y Ana Díez de los Ríos

El Hospital Clínico Universitario es pionero en Andalucía en la puesta en marcha de una técnica radiológica que ofrece estudios digestivos más completos (sobre todo para pacientes que sufren la enfermedad de Crohn).

En España, solo algunos centros hospitalarios de Barcelona y Valencia la llevan a cabo. La unidad de radiodiagnóstico del Clínico realiza una prueba que combina el sistema tradicional con otro más avanzado a través de la utilización de resonancias magnéticas o tomografía axial computerizada (TAC) para el diagnóstico y estudio de los problemas de tipo inflamatorio.

Ese método se llama enteroclisis. Puede hacerse de dos formas. Una es la tradicional y otra, la más novedosa. Esta última es más completa y permite una valoración más exhaustiva de la mucosa intestinal. Además, de ver el grado de afectación del paciente, mediante el empleo de la resonancia o del TAC, se obtiene una información más exacta y puede saberse con mayor precisión la respuesta al tratamiento.

Con este tipo de pruebas combinadas se visualizan hasta fístulas y accesos intestinales, que no pueden verse de otro modo. También sirven para valorar las complicaciones que la enfermedad intestinal está produciendo en las zonas contiguas a la dolencia.

La técnica radiológica de enteroclisis se usa para diagnosticar y estudiar fundamentalmente enfermedad inflamatoria intestinal (especialmente el Crohn), así como toda clase de pólipos intestinales, tumores, enteritis por radioterapia y trastornos de la mucosa intestinal, como puede ser la enfermedad celiaca (cada vez más frecuente).

El estudio de enteroclisis mediante resonancia o TAC consiste en colocar una sonda intestinal en el telemando del área de estudios digestivos, donde también se introduce un contraste de metilcelulosa. Posteriormente, y a diferencia de la enteroclisis simple, el enfermo es trasladado al TAC o la resonancia dentro de la misma unidad de radiodiagnóstico. Este tipo de prueba se realiza en acto único, no tiene complicaciones y el paciente puede marcharse a casa después del estudio.

Complicaciones

El médico especialista de la unidad de radiodiagnóstico del Clínico Juan López explicó que estos estudios más completos se hacen en enfermos diagnosticados previamente con la enteroclisis convencional, pero que han sufrido complicaciones o un brote de su padecimiento (enfermedad de Crohn en la gran mayoría de casos).

De las más de 300 enteroclisis que el área de estudios digestivos de la unidad de radiodiagnóstico lleva a cabo al año, aproximadamente 45 se hacen mediante este procedimiento pionero a través de resonancias o TAC. La prueba sirve para diagnosticar y estudiar de manera más completa la enfermedad inflamatoria intestinal (también se puede aplicar en los tumores). Esta área de digestivo atendió a lo largo del año pasado más de 136 enfermos con la enfermedad de Crohn (entre los nuevos casos y los seguimientos de pacientes ya diagnosticados).

Fuente:
Diario Sur (Ángel Escalera)