Noticias
Noticias
Noticias
1645
visitas
El

El Clínico trabaja en predecir en cada persona su riesgo de sufrir un cáncer

El complejo hospitalario es pionero en las investigaciones de perfiles genéticos, que en el futuro permitirán realizar medicina a la carta, unos avances que ya están en marcha
Laboratorio de Investigación del Hospital Universitario Virgen de la Victoria

El mayor riesgo de cualquier cáncer es dejar que se reproduzca y se extienda. Es decir, no detectarlo a tiempo, pues en sus primeras etapas la mayoría son fáciles de combatir con los avances médicos actuales.

Aunque existen pruebas de detección de distintos cánceres, en su gestación son complicados de apreciar por el enfermo. El Hospital Clínico Universitario trabaja para predecir qué tipo de cáncer es más susceptible de sufrir cada persona, según su perfil genético. Esta línea de investigación posibilitará la llamada medicina a la carta, una práctica que ya empieza a utilizarse en algunas patologías.

"El objetivo final es caracterizar a cada paciente desde el punto de vista molecular", explica José Lozano, del área de Oncología del Clínico. Hasta la presente, el primer diagnostico para localizar un cáncer se realiza a través de una biopsia (análisis de tejidos al microscopio). "La tendencia es que además los tumores se clasifiquen por firmas genéticas", añade Lozano. Es decir, de esa biopsia se extrae el ADN del paciente y se analizan sus genes. Así se determina cuáles se expresan y cuáles no. Esa clasificación molecular permitirá predecir qué tipo de cáncer es más propenso a sufrir una persona según su condición genética.

Este proyecto está en estudio pero las nuevas tecnologías acortan los plazos y los investigadores confían que sea una realidad implantada en menos de una década. En la actualidad trabajan con grandes poblaciones de pacientes con los mismos tipos de cánceres. Realizan análisis de todos para estudiar sus comportamientos, pues un mismo cáncer molecularmente puede ser distinto en dos personas y esto influye, por ejemplo, a la hora aplicar la misma terapia.

Con este trabajo de campo, los investigadores esperan sacar una correlación de cosas comunes de modo que se pueda realizar un diagnostico preventivo. "Si todos los cánceres se diagnosticasen antes de que se desarrollen, no serían peligrosos porque para que un tumor se convierta en maligno necesita vascularizarse, lo que supone un riesgo porque las células cancerígenas pueden migrar a otros órganos del cuerpo a través de la sangre", añade el experto.

Según la condición genética de cada persona, determinados anticuerpos pueden ser inmunes. Estas investigaciones también buscan dar respuesta a este problema, para evitar someter a tratamientos químicos a pacientes que no les surtirá efecto alguno, con objetivo de evitar los fuertes efectos secundarios que siempre genera la quimioterapia.

Fuente:
Diario Málaga Hoy (J. A. Navarro Arias)