Noticias
Noticias
Noticias
3194
visitas
El

El Hospital de Día del Corazón del Hospital Virgen de la Victoria mejora la calidad de atención a enfermos de arritmias

La apertura de estas nuevas instalaciones, hace ahora un año, ha permitido atender a más de 1.500 pacientes sin ingreso hospitalario
Una paciente se recupera en el hospital de día de la Unidad de Corazón

El Hospital de Día de Corazón del Hospital Universitario Virgen de la Victoria de Málaga ha mejorado la calidad asistencial de enfermos afectados con arritmias. El 90% de la actividad de esta área se centra en la atención de pacientes a los que se les ha colocado un marcapasos, un desfibrilador o un resincronizador cardíaco.

La apertura, hace ahora más de un año, de estas nuevas dependencias, incluidas en la Unidad de Gestión Clínica del Corazón, han permitido la atención de más de 1.500 enfermos en régimen de mañana y tarde, sin que ésos precisen ingresarse en el área de hospitalización.

Desde que el Hospital de Día de Corazón iniciara su andadura, los enfermos que son atendidos por la Unidad de Arritmias de este hospital para la colocación de uno de estos dispositivos permanecen a lo largo de la mañana y la tarde en estas instalaciones dotadas de ocho sillones ergonómicos distribuidos en cuatro habitaciones. En estas dependencias son vigilados y evaluados, de forma que si no hay complicaciones que aconsejen un ingreso en el centro, los enfermos pueden marcharse a sus domicilios en el mismo día de la intervención, una vez recuperados y estabilizados.

La puesta en marcha de este servicio supone una mayor comodidad tanto para pacientes como para sus familiares o acompañantes, a la vez que permite la optimización de recursos para el centro sanitario, evitando ingresos en el área de hospitalización y descongestionando el área de Urgencias.

Actividad asistencial

La Unidad de Arritmias llevó a cabo el pasado año más de un millar de procedimientos, entre los que destacan la implantación de dispositivos de marcapasos, desfibriladores y resincronizadores para solucionar distintos tipos de arritmias.

Además, desde hace unos tres años esta unidad controla a distancia a más de 700 enfermos que portan estos dispositivos de alta tecnología, sin que tengan que desplazarse al centro sanitario. Así, los enfermos portan un módem a través del cual se transmiten los datos a un ordenador del hospital, donde son analizados a diario por el personal de esta unidad.

Este control supone una mayor comodidad para los enfermos, que no tienen que acudir al centro, salvo que se detecte alguna anomalía, además de mejorar el pronóstico de estos pacientes, ya que la telemonitorización permite la detección precoz de graves problemas cardíacos, lo que facilita la intervención antes de que una de estas situaciones pueda empeorar.
 

Fuente:
Gabinete de Prensa del Hospital Universitario Virgen de la Victoria (O.R.G.)