Noticias
Noticias
Noticias
272
visitas
El

El Hospital Virgen de la Victoria mejora cada año la calidad de vida de más de 200 nuevos pacientes ostomizados y sus familias

La consulta de Enfermería de práctica avanzada con la que cuenta este hospital organiza encuentros con los profesionales para dar respuesta a las nuevas demandas planteadas por los usuarios
Encuentro de pacientes ostomizados, familiares y profesionales

El Hospital Virgen de la Victoria está mejorando los niveles de autoestima, facilitando la reinserción social y mejorando en definitiva la calidad de vida de alrededor de 200 pacientes nuevos cada año que portan una ostomía o urostomía, así como la de sus familiares, cuidadores o acompañantes. Asimismo, el objetivo principal de la Consulta de Enfermería con la que cuenta el Servicio de Cirugía General y del Aparato Digestivo de este hospital es el de cubrir las necesidades integrales que presentan este tipo de pacientes.

En este sentido, y relacionado con la intención de dar respuesta a las nuevas necesidades que demandan este tipo de usuarios, esta consulta ha organizado un encuentro a petición de los propios pacientes para recoger sus demandas en cuanto a actividades que pueden llevarse a cabo para mejorar el soporte emocional y de actividades relacionadas con la vida diaria, además de servir como punto de encuentro y de reunión entre usuarios y sus familias, así como con los profesionales relacionados con este servicio.

Todos los pacientes atendidos en la Consulta de Ostomías, que inició su actividad asistencial hace treinta años, son seguidos durante aproximadamente el primer año postoperatorio, aunque también reciben atención posteriormente según las necesidades que presentan cada uno de ellos de forma personalizada.

Por su parte, la enfermera responsable de la Consulta de Ostomía, Carmen Alcántara explica que “este año como novedad se ha formado un grupo de trabajo como iniciativa de los mismos pacientes colostomizados y urostomizados que nos trasladan a los profesionales la necesidad de trabajar en el apoyo emocional, así como consejos sobre dieta, ejercicio, y hábitos saludables que les permitan controlar su enfermedad y mejorar su calidad de vida”. Además, Alcántara, añade que “cada paciente es un mundo y que cada persona tiene su propio tiempo de adaptación a su nueva situación“.

En este sentido, el objetivo fundamental de este grupo de trabajo es garantizar que el paciente se sienta en todo momento acompañado a lo largo de todo el proceso, desde el diagnóstico hasta la intervención, y una vez que se inicia la recuperación y su incorporación a la vida diaria.

En opinión de la psicóloga voluntaria, Mirian Afel-At, “es muy importante unir a pacientes para que emocionalmente se puedan apoyar unos a otros, pero con el soporte de profesionales, coordinado por la Consulta de Ostomías, y sobre todo aprendiendo a superar todo su proceso, contando con la experiencia de los demás y desdramatizando situaciones para normalizarlas y que en todo momento se sientan apoyados”.

Por su parte, el supervisor de Enfermería del Servicio de Cirugía General y del Aparato Digestivo del Hospital Virgen de la Victoria, Angel Ándrés González, ha incidido en que “ los profesionales de este área asistencial son sensibles a las necesidades de los pacientes ostomizados y que, a través de la Consulta de Ostomía, se ha dado respuesta inmediata a la petición realizada por algunos pacientes de forma espontánea para la formación de este grupo de trabajo, a partir del cual se llevarán a cabo diversas actividades programadas en colaboración con los profesionales del área”.

Fuente:
Unidad de Comunicación del Hospital Universitario Virgen de la Victoria
Unidades Organizativas vinculadas