Noticias
Noticias
Noticias
1014
visitas
Fam

Familiares y acompañantes aprenden en el hospital cómo actuar ante una parada cardio-respiratoria

El Hospital Virgen de la Victoria se suma estos días por segundo año consecutivo a las actividades organizadas con motivo del Día Europeo del Paro Cardíaco
Información a Familiares en Cuidados Críticos

El Hospital Virgen de la Victoria, a través de profesionales, pacientes, familiares y acompañantes de distintas unidades de hospitalización y área de consultas externas, ha tomado la iniciativa de participar por segundo año consecutivo en el programa de actividades programadas con motivo de la celebración del Día Europeo de la Parada Cardiaca.

Como consecuencia de esta campaña, en ambas ediciones más de un centenar de usuarios (familiares-cuidadores de pacientes) han conseguido aprender las técnicas básicas para la reanimación cardiopulmonar de una persona que se sufra una parada cardio-respiratoria de forma súbita.

De este modo, y bajo el lema “Tus manos pueden salvar la vida de un ser querido, aprende en nuestro Hospital”, los profesionales y voluntarios se han organizado para trabajar en la captación a lo largo de la semana de familiares y cuidadores de pacientes, que se encuentran ingresados en las distintas unidades de hospitalización del centro, y con disponibilidad para participar en estas actividades formativas, al encontrarse expuestos a una mayor probabilidad de presenciar una parada cardio-respiratoria en el ámbito extrahospitalario (domicilio), por la vulnerabilidad de los enfermos a los que acompañan.

El objetivo de esta actividad es, por tanto, que cuidadores y acompañantes de pacientes ingresados tengan la oportunidad de recibir información y entrenamiento, con talleres de simulación sobre técnicas de reanimación cardio-pulmonar básica (SBV) y el uso del desfibrilador semiautomático (DESA) en el mismo centro hospitalario. Esta actividad se lleva a cabo en el salón de actos principal.

En este sentido, la Unidad de Gestión Clínica de Cuidados Críticos-a través del Comité de Atención a la Parada Cardiaca Intrahospitalaria (APIH), con la que cuenta este centro- y con el apoyo logístico de la asociación de voluntarios-visitadores expacientes (Expaumi), se han organizado estas actividades, que han contado con un bloque teórico, y una segunda sesión con grupos reducidos para realizar de forma práctica las simulaciones de paros cardiacos, y las técnicas de cómo actuar en ellos.

Además de colaborar en la difusión de esta iniciativa con carteles y dípticos informativos en todas las áreas comunes del hospital, en coordinación con profesionales de distintas unidades y de la dirección del centro, se ha puesto a disposición de todos los usuarios un correo electrónico y un teléfono para que puedan apuntarse los familiares/cuidadores interesados: salvarvidascontusmanos@gmail.com y www.expaumi.org.

En opinión de la especialista en Cuidados Intensivos y directora de la Unidad de Gestión Clínica de Cuidados Críticos del Hospital Virgen de la Victoria, María Victoria de la Torre, “ los ciudadanos son un elemento clave en la cadena de la supervivencia durante la parada cardiaca como testigos, así como el papel de los familiares y cuidadores de los pacientes ingresados o visitadores de las consultas de nuestros hospitales.” Por este motivo, añade de la Torre, “ellos tienen un rol fundamental en rescatar hacia la vida a pacientes que puedan sufrir un paro cardiaco de forma súbita.”

Además, esta especialista recuerda que “la Unión Europea declaró por primera vez en el año 2014, el 16 de octubre como Día Europeo del Paro Cardiaco, a través del soporte del Consejo Europeo de Resucitación, si bien este centro sanitario, desde el año 2.000 y con el soporte de Expaumi , trabaja para concienciar a familiares y cuidadores de los pacientes ingresados en cuidados críticos de la necesidad de aprender estas técnicas, así como la importancia de actuar ante una situación vital como una parada cardiaca súbita. En este sentido, se han formado a más de 2.500 familiares-cuidadores a través de los diferentes cursos-talleres que se organizan periódicamente todos los años. No obstante, la celebración de este día europeo supone extender la oferta formativa a los familiares-cuidadores del área sanitaria como objetivo del Comité de Atención a la Parada Cardiaca Intrahospitalaria, con la implicación de los profesionales de hospitalización y consultas.

De la Torre explica que aproximadamente alrededor de un centenar de personas fallecen cada día a causa de un paro cardíaco de forma súbita en nuestro país. Cuando esto sucede fuera de un hospital, sólo una de cada cinco víctimas recibe técnicas de resucitación cardiopulmonar, una intervención decisiva que puede llevarse a cabo mientras llegan los servicios de emergencias y que puede resultar crucial para que la persona afectada además de sobrevivir lo haga sin secuelas. De ahí la necesidad de formar a cada vez más ciudadanos en técnicas de reanimación básica (SVB), más aún si éstos conviven con personas que padecen más riesgo de sufrir uno de estos episodios.

Fuente:
Unidad de Comunicación de los Hospitales Universitarios Regional de Málaga y Virgen de la Victoria