Noticias
Noticias
Noticias
711
visitas
La

La Biblioteca del Paciente del Hospital Virgen de la Victoria premiada por su labor de voluntariado y por el fomento de la lectura en el ámbito hospitalario

En concreto, esta actividad ha recibido el galardón a la mejor iniciativa pública en acción social en bibliotecas por parte de la Asociación Andaluza de Profesionales de la Información y Documentación (AAPID)
La Biblioteca del Paciente del Hospital Virgen de la Victoria

La Biblioteca del Paciente con la que cuenta el Hospital Virgen de la Victoria desde hace tres décadas acaba de recibir un premio en el último congreso de la Asociación Andaluza de Profesionales de la Información y la Documentación (AAPID), que ha tenido lugar hace unos días en la ciudad de Sevilla. En concreto, la actividad de este servicio ha recibido el galardón en la sección a la mejor iniciativa pública en acción social en bibliotecas, por la labor que llevan a cabo los voluntarios y el fomento de la lectura en el ámbito hospitalario.

Asimismo, este reconocimiento fue recogido por la jefe del Servicio de Biblioteca del Hospital Virgen de la Victoria, María Teresa García Ballesteros, a quien acompañaron dos de los voluntarios de la Biblioteca del Paciente de este centro sanitario malagueño, Isabel Marín y Vicente de la Cruz. Por su parte, García Ballesteros, en su exposición y balance de este proyecto explicó a los asistentes a este encuentro andaluz cómo surgió la iniciativa al detectarse la necesidad de entretener a los pacientes a lo largo de su estancia en el hospital para hacerla más cálida y agradable , su vinculación y compromiso con este proyecto como profesional bibliotecaria del centro, destacando sobre todo la labor de los voluntarios, sin los cuales no hubiera sido posible mantener este servicio a los enfermos.

En opinión de García Ballesteros “la recepción de este premio significa el reconocimiento a muchos años de experiencia no sólo para mí, sino para todas las personas que a lo largo de la historia de nuestra Biblioteca del Paciente han hecho posible que treinta años después de su creación continuemos llegando cada día a las habitaciones de los pacientes para ofrecerles la lectura como medio de entretenimiento, diversión y evasión en el tiempo que se encuentran en nuestro centro para solucionar su proceso salud.”

Treinta años promoviendo la lectura en el hospital

La Biblioteca del Paciente del Hospital Virgen de la Victoria inició su actividad hace más de tres décadas (comenzó a funcionar en el Hospital Civil y se trasladó tras la apertura del Virgen de la Victoria), y lleva a cabo alrededor de 1.400 préstamos anuales de libros para su lectura. De este modo, el grupo de voluntarios se ocupa de acercar cada día a los pacientes ingresados una gran oferta de libros, cuyo número se ha triplicado a lo largo de los últimos años gracias a las donaciones de los propios pacientes, profesionales del hospital y de otros colectivos ciudadanos.

Asimismo, y para contribuir a hacer más amena la estancia de los enfermos en las áreas de hospitalización, los voluntarios recorren las instalaciones con unos carritos especiales que portan una selección de libros de lectura de todos los géneros literarios (novela, poesía, ensayo, biografías, etc.) aunque los que acaparan más la atención de los usuarios suele ser la novela, en concreto de aventuras o históricas, pero también los clásicos de la poesía, como Federico García Lorca y Antonio Machado, entre otros.

Además de los volúmenes que los pacientes pueden ver directamente a través de este expositor móvil, también se les ofrece una gran variedad de catálogos, los cuales albergan todos los libros por categorías y autores que se conservan en el almacén del Servicio de Biblioteca del hospital, para que puedan informarse de todos los libros que se encuentran disponibles para su lectura y que, previa petición, pueden conseguir a pie de cama.

La Biblioteca del Paciente dispone de más de 7.000 volúmenes en 14 idiomas, siendo los más comunes los de lengua castellana e inglesa, además del resto de idiomas europeos. Menos frecuentes son los ejemplares de lenguas asiáticas y árabe, por la dificultad para adquirirlos, aunque cada vez se dispone de más variedad.

Fuente:
Unidad de Comunicación de los Hospitales Universitarios Regional de Málaga y Virgen de la Victoria