Noticias
Noticias
Noticias
1344
visitas
La

La mejora de la unidad de salud mental del Clínico acabará a finales de año

Los enfermos mentales del Hospital Clínico Universitario notarán una mejoría sustancial en las instalaciones donde son atendidos a partir de finales de este año
La mejora de la unidad de salud mental del Clínico acabará a finales de año

Para esa fecha está previsto que acaben las obras de mejora integral de la unidad de pacientes agudos psiquiátricos. Mientras tanto, los enfermos están en el Hospital Marítimo de Torremolinos, centro que depende del Clínico.

En un principio, se planificó reformar las dependencias de la unidad de agudos, situadas en una planta semisótano del hospital. Sin embargo, el proyecto se desestimó ante las protestas de los familiares, que consideraban que ese lugar no era el más adecuado para los pacientes. Por tanto, se decidió situar la unidad en otro emplazamiento, en concreto en la planta baja, en un espacio más luminoso, con acceso a la calle, mayor confort e intimidad. «La futura unidad de enfermos agudos de psiquiatría de nuestro hospital responderá a todas las necesidades de esos pacientes. Hemos tenido en cuenta las peticiones que nos formularon sus familiares», manifestó a este periódico el gerente del Clínico Universitario, Antonio Pérez Rielo.

Transformación

La obra que se acomete en la unidad de agudos hará que se retrase un poco el proyecto de reforma integral de la torre A del hospital. Esos trabajos consistirán en trasformar las actuales habitaciones cuádruples en individuales. «Espero que las obras de la torre A se inicien a finales de 2006 o principios de 2007. No podemos empezar esa actuación hasta que haya acabado la que se realiza en la unidad de agudos, porque por cuestiones de operatividad no es conveniente que haya tantas obras a la vez», precisó Pérez Rielo.

El gerente del Clínico añadió que en el semisótano que anteriormente ocupaba la unidad de agudos se situará el laboratorio. Las obras están ya muy avanzadas y, si no surge ningún inconveniente de última hora, los trabajos habrán acabado en un plazo de tres o cuatro meses.

Fuente:
Diario Sur (Ángel Escalera)