Noticias
Noticias
Noticias
1272
visitas
La

La reforma del Clínico terminará a finales de 2010 tras ocho años de obras

La inversión total suma 50 millones, en los próximos meses se remodelarán las plantas quinta, sexta y zonas comunes
La reforma del Clínico terminará a finales de 2010 tras ocho años de obras

La reforma integral del Hospital Clínico está en la recta final. La previsión es que concluya a fin de año tras ocho de obras y 50 millones de inversión. Ahora, los trabajos se centran en la remodelación de la planta tercera de Ginecología y Obstetricia.

Antes de que concluya 2010 se acometerá la mejora de las plantas quinta y sexta de la torre A, así como la de las zonas comunes que unen los dos bloques del edificio. "Según el cronograma previsto, vamos cumpliendo los plazos", apuntó ayer el nuevo gerente del centro sanitario, Tomás Urda, en su primer contacto con la prensa. Los trabajos en la torre A se iniciaron en octubre de 2008 y tenían un plazo de ejecución de 27 meses.

El proyecto no sólo permitirá al hospital ganar 34 camas -la mitad de las cuales van en habitaciones individuales-, sino recuperar otras 72 que ahora están inutilizadas debido a la obra. El incremento de camas ha sido posible porque con la reforma el edificio se ha ampliado en 4.000 metros cuadrados, lo que a su vez ha permitido transformar habitaciones cuádruples en dobles y simples que dan más intimidad a los pacientes. Tras la obra, se eliminan todas las zonas de cuatro camas ya que cada planta de hospitalización se ha ampliado en 400 metros cuadrados.

Las inversiones en infraestructuras del centro sanitario a lo largo de este año rondan los 14 millones de euros. La partida se destinará a completar la reforma de la torre A, a ampliar el área de Salud Mental del Hospital Marítimo y a la adquisición de un nuevo TAC para Radioterapia.

A lo largo de 2010, también se acometerán mejoras de eficiencia energética. Entre ellas, la instalación de 400 colectores solares para producir agua caliente y de sistemas de recuperación de calor. Al margen del balance de las obras, Urda trazó las líneas que marcarán su gestión. Éstas pasan por simplificar los trámites burocráticos, descentralizar los niveles de decisión y desarrollar planes de participación. El gerente se propone además que antes de que acabe 2011, todos los servicios se hayan constituido en unidades de gestión clínica. Este modelo permite una atención multidisciplinar de los pacientes, lo que evita que tengan que ir de la consulta de una especialidad a otra y al mismo tiempo les ahorra desplazamientos porque resuelve la asistencia en menos visitas al hospital.

"Llego a un gran hospital hecho por magníficos profesionales", resumió Urda. Este malagueño, de 41 años, es cardiólogo y hasta su nombramiento como gerente de Clínico ocupó ese cargo durante cuatro años en el Hospital de Úbeda (Jaén).

Fuente:
Diario Málaga Hoy (Leonor García)