Noticias
Noticias
Noticias
1300
visitas
Los

Los centros de salud encargan análisis para diagnosticar la insuficiencia cardiaca

Esta prueba, que se procesa en el Hospital Clínico, ayuda a los médicos a determinar con mayor precisión si se padece esa dolencia del corazón
Miembros de la Unidad del Corazón del Hospital Virgen de la Victoria

Los médicos disponen de una nueva técnica para diagnosticar la insuficiencia cardiaca, una dolencia que afecta al 4% de la población general y al 15% de personas mayores de 70 años. A través de un análisis de sangre convencional, se puede saber si un paciente sufre o no una insuficiencia cardiaca.

Este método se puso en marcha a principios de año en el Hospital Clínico Universitario y también pueden recurrir a él los centros de salud dependientes del Clínico, según dijo ayer el responsable de la unidad del corazón de este hospital.

La mayor parte de las insuficiencias cardiacas se diagnostican sin problemas, pero en torno al 10% son más complicadas de determinar. Para estos casos dudosos está indicada esa analítica de sangre, que permite evaluar si los valores de lo que se conoce como BNP son elevados. Si superan la cifra norma, unido a los síntomas del enfermo, se puede determinar con mayor precisión esa dolencia del corazón. «Es una técnica que nos ayuda a confirmar mejor el diagnóstico cuando hay dudas», indicó el doctor Gómez Doblas. Añadió que cualquier médico de los centros de salud adscritos al Clínico puede solicitar esa prueba, ya que está incluida en la cartera de servicios del hospital, uno de los pocos centros que dispone de este método.

Avances en cirugía

La unidad del corazón del Clínico cuenta con las técnicas más avanzadas en cirugía cardiaca y cateterismo, con muy buenos resultados, lo que la ha convertido en un referente nacional, afirmó el gerente del hospital, José Manuel Martín Vázquez. El jefe del servicio de cirugía cardiovascular, Eduardo Olalla, explicó los avances habidos en esas intervenciones quirúrgicas, que permiten operar a pacientes mayores incluso de 80 años y les ofrecen una posibilidad de superar su dolencia.

Entre las novedades incorporadas por el Clínico está la implantación de válvulas desplegables, que evitan tener que abrir al paciente para intervenirlo. Esta técnica es mínimamente invasiva y consiste en introducir un catéter de seis milímetros a través de la arterial femoral para llegar al corazón y corregir la estenosis (estrechamiento) de la aorta del paciente.

Fuente:
Diario Sur (Ángel Escalera)