Noticias
Noticias
Noticias
264
visitas
Mas

Más de 2.000 adolescentes con diabetes tipo 1 se benefician del programa de transición de los hospitales públicos de Málaga desde su puesta en marcha

El objetivo es consolidar la adherencia al tratamiento al comenzar en la unidad de adultos
Profesionales de Endocrinología

El programa de transición de adolescentes con diabetes mellitus tipo 1 de las unidades de Endocrinología pediátrica y de adultos de los hospitales Regional de Málaga y Virgen de la Victoria ha transferido a más de 2.000 desde sus inicios hace más de dos décadas. El objetivo fundamental del mismo es proporcionar una adecuada transición de los adolescentes con patología crónica con manejo complejo donde la adherencia a las unidades es vital para continuar el tratamiento.

La transición a las unidades de adultos se lleva a cabo a partir de los 14 años, cuando concluye el programa infantil. La pediatra endocrinóloga del Hospital Materno Infantil de Málaga, Isabel Leiva, explica que la adolescencia es el periodo vital más frágil en el caso de la diabetes mellitus tipo 1, coincidiendo con la etapa donde es más difícil conseguir objetivos de control, de ahí la importancia de que el proceso esté planificado ."Los padres inician la cesión de testigo de cuidado y ellos comienzan un proceso de autocuidado con los obstáculos vitales de labilidad emocional y rechazo a la enfermedad", agrega.

En función de su ámbito territorial, estos acudirán al servicio de Endocrinología del Hospital Regional de Málaga o al del Virgen de la Victoria. Los dos servicios disponen de una historia digital única que asegura la transferencia de información médica entre ambas unidades. Desde la Unidad de Endocrinología del Hospital Regional de Málaga, Mª Sol Ruiz de Adana, destaca la importancia de la planificación previa. "Es importante recepcionar caso a caso para asegurar la personalización en este proceso con un abordaje integrado biopsicosocial que garantice que el adolescente con diabetes toma las riendas de su proceso y donde las tecnologías y la educación diabetológica van a jugar un papel muy importante".

Uno de los pilares del programa se centra en la vinculación del paciente crónico a las nuevas unidades para generar confianza en los nuevos equipos a través de protocolos conjuntos, además de mantener el seguimiento en ambas unidades hasta la adherencia completa al servicio de adultos.

Cada año se transfiere a alrededor de un centenar de pacientes. Precisamente con el objetivo de hacer un cambio seguro y cercano, los equipos de ambos hospitales, coordinados por el del Materno Infantil, reúnen a familias y profesionales para que se conozcan y tengan referentes. Hasta este año, estas reuniones se celebraban en las consultas presenciales del centro pediátrico, si bien en el momento actual se han celebrado en el salón de actos del centro para poder mantener las medidas de seguridad necesarias por la pandemia de Covid-19. En las sesiones han participado profesionales sanitarios de la Unidad de Endocrinología Pediátrica como los doctores Isabel Leiva, José Manuel Jiménez, Leopoldo Tapia, y los enfermeros educadores Rocío Liñán y Miguel Ángel Maese. Por parte de los hospitales de adultos, han asistido los doctores José Luis Pinzón y Jorge García Alemán, del Virgen de la Victoria, mientras que del Hospital Regional de Málaga han asistido la endocrinóloga Mª Sol Ruiz de Adana y la coordinadora de cuidados Ana Gómez.

"Agradecemos el esfuerzo de las Unidades de Endocrinología de nuestros hospitales de adultos en mantener este espíritu de transición a lo largo de los años a través del intercambio continuo de formación y asistencia, que permiten seguir desarrollándolo en situaciones tan críticas como las que hemos vivido en esta pandemia", afirma Isabel Leiva, que apunta el papel fundamental de la telemedicina en este periodo.

La Unidad de Endocrinología Infantil de la Unidad de Pediatría del Hospital Regional de Málaga realiza seguimiento a 450 niños y niñas con diabetes tipo 1. Al año debutan con este tipo de diabetes alrededor de 40 menores. Desde hace casi 30 años, profesionales de esta unidad y de las de adultos colaboran en la organización de los campamentos de verano para niños y niñas con diabetes. Así, el endocrinólogo del Hospital Virgen de la Victoria José Luis Pinzón señala cómo las colonias y su entorno de convivencia se han convertido en el germen de este proceso de transición.

Fuente:
Unidad de Comunicación del Hospital Universitario Virgen de la Victoria
Unidades Organizativas vinculadas