Noticias
Noticias
Noticias
2981
visitas
El

El 75% de los casos de anorexia y bulimia no se trata a tiempo

Cada año son detectados 200 casos en Málaga, sólo una cuarta parte de lo que se sospecha que hay en realidad. Los familiares de los afectados reclaman más coordinación entre los especialistas médicos y más medios. Estos trastornos surgen entre los 13 y 20 años
El 75% de los casos de anorexia y bulimia no se trata a tiempo

Perfeccionistas, inseguros, introvertidos, disciplinados... Esos son algunos de los rasgos de personalidad que caracterizan a quienes sufren dos de los trastornos alimentarios que más estragos están produciendo entre los jóvenes: la anorexia y la bulimia.

La anorexia se manifiesta con una exagerada pérdida de peso que, si no se detiene, puede acarrearle al enfermo la muerte. Por su parte, la bulimia es una compulsión por la comida de tipo ansioso que lleva a quien la padece a atracarse de comer y luego tratar de compensar este hecho, bien vomitando, bien usando laxantes.

En el fondo de ambas situaciones subyacen problemas de tipo psicológico es por eso que en la sanidad pública los tratamientos están adscritos a las unidades de salud mental. Detrás de estas enfermedades hay personas que no se gustan a sí mismas, que sufren de ansiedad o tienen dificultades para afrontar los conflictos, situación a la que suman la adolescencia o la juventud, etapas en las que el sentido de la necesidad de aceptación es más acusado, aún no hay unos referentes claros y el cuerpo sufre cambios notables que, en ocasiones, no son aceptados.

Situación general

Se estima que en Málaga se detectan cada año 200 nuevos casos de anorexia y bulimia, pues ambos trastornos suelen aparecer vinculados. Sólo el año pasado la Asociación en Defensa de la Atención de la Anorexia y la Bulimia (Adaner) de Málaga recibió 189 llamadas de afectados o personas de su entorno en busca de ayuda.

Sin embargo, Rosa Sanz, coordinadora de Adaner en la provincia, asegura que sólo un 20 ó un 25% de los casos sale a la luz a tiempo, el resto tarda años en detectarse o se manifiestan a través de graves problemas de salud.

Estos trastonos surgen generalmente entre los 13 y los 20 años, aunque Carlos Haya trató en 2005 a tres menores de 13 años. El índice de curación ronda el 85% y desde Adaner destacan esta "esperanzadora" cifra, pese a los tratamientos se prolongan en el tiempo.

El jefe de la Unidad de Trastornos Alimentarios del Hospital Niño Jesús de Madrid estima, por ejemplo, que la atención debe prolongarse cuatro años, pues, entre otros aspectos, implica a muchas especialidades; las básicas son la psicología, psiquiatría y endocrinología, pero también requiere atención de ginecología o medicina digestiva.

De hecho, una de las quejas más comunes que registra Adaner en Málaga es que un 60% de las personas que llegan a la entidad no sigue el tratamiento integral adecuado. Los hay que visitan a un endocrino, otros a un psiquiatra o a un psicólogo y otros ni siquiera tiene diagnosticada la enfermedad.

Asistencia pública

Ayer Adaner celebró una asamblea pública para denunciar la situación asistencial que vive este colectivo en la provincia, pese a que en Málaga existen dos unidades de salud mental infanto juvenil (usmij) especializadas en estos casos: una en el Hospital Carlos Haya y otra del Hospital Virgen de la Victoria (Clínico).

Los afectados valoran mejor la labor de la unidad del Clínico, pero se quejan de falta de coordinación general entre los especialistas que deben abordar esta asistencias, pero inciden en que esta carencia es más acusada en la atención de Carlos Haya, donde en 2005 se atendieron 50 casos nuevos, 15 de pacientes bulímicos, 18 anoréxicos y el resto de enfermos con cuadros mixtos. Asimismo, los familiares de afectados destacan que en este servicio no hay un programa de terapia para padres que los oriente en cómo ayudar a sus hijos.

La asociación quiso destacar también ayer la necesidad de hospitales de día para atender a estos enfermos. Rosa Sanz explicó ayer que, pese a que la Consejería de Salud ha anunciado que este recurso está en marcha en Málaga, los afectados son derivados a un centro especializado de Jaén y las familias han constatado que, hasta la fecha, el recurso no está en marcha.

Igualmente demandan camas especiales en la provincia para ingresar a los jóvenes anoréxicos cuyo escaso peso hace peligrar su salud, pues consideran que las camas habilitadas en las unidades de enfermos agudos de salud mental no son "en absoluto adecuadas" para estos pacientes.

Fuente:
Diario La Opinión de Málaga (Carmen L. Cueto)
Unidades Organizativas vinculadas