Noticias
Noticias
Noticias
3918
visitas
El

El Clínico afronta el reto de operar las insuficiencias cardiacas

Las intervenciones aumentarán la supervivencia de estos enfermos que, hasta ahora, son tratados sólo con fármacos. El área de cirugía del corazón ha atendido a 3.000 pacientes en la última década
Quirófano de Cirugía Cardiaca

El servicio de cirugía cardiaca del Hospital Clínico sopló ayer las velas de su décimo cumpleaños con un ambicioso reto en cartera: abordar la insuficiencia de corazón de forma quirúrgica. En la actualidad esta patología -primera causa de muerte de los enfermos de este órgano- se trata casi en exclusividad a base de fármacos.

Dispuestos a subirse al tren de la innovación y a mejorar la calidad de vida de los pacientes, los profesionales de este centro hospitalario trabajan ya en una novedosa línea de investigación que pretende combatir esta enfermedad desde el quirófano.

Como explicó a SUR el cirujano cardiovascular Miguel Such, esta técnica se está desarrollando en coordinación con expertos de Estados Unidos y Europa y consiste en la colocación de una especie de anillo alrededor de una válvula «de forma que éste ayude a modificar la forma del corazón sin tocar la pared». Y es que, como ilustró el doctor Such, al corazón que sufre insuficiencia le pasa como a un elástico roto, «que se dilata, se pasa y pierde fuerza para apretar». El objetivo de la operación consiste, pues, en conseguir remodelar este órgano para que recupere su estado.

De momento, sus resultados experimentales son esperanzadores. «El 80% de los enfermos con más riesgo que tienen esta patología suelen fallecer en un plazo de un año. Si embargo, en los que se ha probado esta técnica la supervivencia se ha alargado cinco o seis años», detalló Such, que aseguró que en estos momentos los profesionales del Clínico están formándose. «Dentro de poco no descartamos viajar a otros hospitales para ver de cerca su funcionamiento o traer aquí a expertos», puntualizó.

Menos traumático

En su primera década de andadura, el servicio de cirugía cardiaca del Clínico ha ido adaptándose a una forma de trabajo menos traumática para el enfermo. En este sentido, el jefe de servicio de Cirugía Cardiaca del hospital, Eduardo Olalla, destacó que han dejado de utilizar bombas y están apostando por restaurar las válvulas en lugar de sustituirlas. Asimismo, la unidad - compuesta por 120 profesionales y cinco cirujanos- acaba de incorporar un eco-cardiógrafo para su empleo en quirófano y estudia ya la futura aplicación de la robótica, «para agilizar las intervenciones».

El Hospital Universitario Virgen de la Victoria ha intervenido en los últimos diez años a más de 3.000 pacientes por dolencias relacionadas con el corazón y ha reducido «de forma significativa» las listas de espera en patología cardíaca. La demora media se sitúa en torno a los tres meses, una cifra «razonable», a juicio de Olalla, que precisó que se trata de una cirugía «difícil de programar» ya que cerca del 60% de los usuarios ingresan de urgencia.

Respecto al perfil del enfermo, sigue manteniéndose la prevalencia de hombres (70%) frente a mujeres, mientras que la edad media de los pacientes ha subido en este periodo unos ocho años. La tasa de mortalidad se sitúa en un 3% para los pacientes coronarios y en un 4% en las intervenciones valvulares, detalló el gerente del hospital, Antonio Pérez Rielo, quien mostró su satisfacción por el trabajo realizado por esta unidad en su décimo cumpleaños.

Fuente:
Diario Sur (Almudena Nogués)