Noticias
Noticias
Noticias
746
visitas
El

El Clínico de Málaga implanta con éxito un sistema de valoración nutricional que ayuda a predecir la evolución del paciente y mejora su pronóstico

Este sistema, que ha convertido al Virgen de la Victoria en referente a nivel autonómico y nacional, ha sido presentado por el viceconsejero de Salud y Consumo y el director gerente del hospital
El Clínico de Málaga implanta con éxito un sistema de valoración nutricional que

El complejo hospitalario universitario Virgen de la Victoria, a través de su servicio de Endocrinología y Nutrición, implanta con éxito un programa de valoración destinado a conocer el estado del paciente con carencias nutricionales, cuyos resultados permiten analizar de forma predictiva su evolución, mejorar su pronóstico, además de orientar una terapia personalizada para mejorar su situación, y agilizar su recuperación, minimizando las complicaciones y ayudando de este modo a mejorar la calidad de vida.

Asimismo, el hospital –que se encuentra trabajando desde hace más de ocho años en este proyecto que se denomina valoración morfofuncional del paciente– se lleva a cabo desde la unidad de Nutrición del complejo, beneficiando cada año a más de un millar de pacientes de alta complejidad. 

El procedimiento, que ha sido presentado por el viceconsejero de Salud y Consumo de la Junta de Andalucía, Miguel Ángel Guzmán, y el director gerente del hospital, José Antonio Ortega, de consiste en una serie de técnicas de valoración de la composición del cuerpo, como el tejido graso y la masa muscular, así como su función (nivel de fuerza), que son factores que determinan el pronóstico de las enfermedades, o el riesgo de complicaciones en diferentes situaciones como es el caso de los pacientes de alta complejidad, como los de tipo oncológicos y quirúrgicos, fundamentalmente.

En este sentido, la valoración se lleva a cabo en la consulta de Nutrición, donde se realiza la Bioimpedancia, que es como el electrocardiograma de la célula, una Ecografía Muscular, a través de la cual podemos conocer la cantidad de músculo y grasa, además de pruebas de movimiento (como caminar tres metros), y apretar con la mano un Dinamómetro. Asimismo, y con todo esto, se obtiene un diagnóstico de la situación nutricional y funcional que tiene el paciente. Este procedimiento se lleva a cabo en el seno del equipo de Nutrición del hospital, integrado por médicos, enfermeras, dietistas, nutricionistas, y farmacéuticos.

Por su parte, el especialista en Endocrinología y responsable de la unidad de Nutrición del complejo hospitalario universitario Virgen de la Victoria, José Manuel García Almeida, explica que “la necesidad de implantar una nueva técnica surge porque los parámetros de medición convencionales, como el peso no nos dejaba valorar la masa muscular, la grasa y el estado de hidratación del enfermo, que son factores muy importantes en pacientes con un déficit nutricional, como son los enfermos de oncología, o de cirugía, para conocer su índice de masa magra o masa celular. Así como de masa grasa o reserva energética”.

En cuanto al número de pacientes que pueden beneficiarse de este tipo de técnicas de valoración morfofuncional son múltiples, explica García Almeida, ya que “según los datos de evidencia, en el ambiente de hospitalización y en las consultas de nutrición, que es dónde se ha comenzado a implantar este programa, la desnutrición afecta a más de un 30% de los pacientes hospitalizados, y está relacionada con múltiples enfermedades, como cirugía, procesos oncológicos, problemas digestivos, etc, que provocan una pérdida de peso y una desnutrición”. “La desnutrición es reversible, mejorando los cuidados, y además afecta al pronóstico de la enfermedad, es decir, que cuando un paciente quirúrgico u oncológico se desnutre, empeora su pronóstico y va a tener más dificultad para recuperarse, así como todo tipo de complicaciones”, ha insistido este especialista.

Por otro lado, cabe resaltar que el complejo hospitalario universitario Virgen de la Victoria comenzó a llevar a cabo esta valoración en los pacientes con desnutrición, tanto en la consulta como en hospitalización, y de aquí se ha extendido a otras áreas con las que la unidad de Nutrición trabaja de manera transversal, como Medicina Intensiva, Nefrología, Cardiología y unidades Cardio-Renales, Cirugía General, así como el seguimiento global de los pacientes oncológicos.

Además, los resultados de la valoración morfofuncional están generando publicaciones en revistas de alto impacto como el artículo sobre el riesgo de complicaciones y de mortalidad de pacientes Covid asociado a un bajo Ángulo de Fase, que ha sido reconocido con un galardón por parte de la Sociedad Española de Endocrinología (SEEN).

También, en los últimos años la actividad de la unidad de Nutrición relacionada con la valoración Morfofuncional ha suscitado interés por parte de otros centros tanto a nivel autonómico como nacional, convirtiendo al Hospital Virgen de la Victoria en centro referente de formación en este procedimiento, cuyos resultados han sido avalados por la Sociedad Española de Endocrinología (SEEN) y por la Sociedad Española de Nutrición Parenteral y Enteral (SENPE).

Asimismo, cabe resaltar que toda la experiencia recogida en estas técnicas durante estos años ha sido recogida en un documento avalado por ambas sociedades científicas denominado “Valoración Morfofuncional de la Desnutrición Relacionada con la Enfermedad”, donde se explica con detalle cada una de las técnicas, el perfil del paciente que se puede beneficiar, así como su importancia para mejorar el estado general y la calidad de vida.

Fuente:
Unidad de Comunicación del Hospital Universitario Virgen de la Victoria
Unidades Organizativas vinculadas