Noticias
Noticias
Noticias
1888
visitas
El

El Clínico implanta una prótesis para que personas sin laringe hablen

Esta técnica permite que los pacientes puedan comunicarse oralmente antes de recibir el alta hospitalaria
El Clínico implanta una prótesis para que personas sin laringe hablen

Una de las cuestiones que más preocupa a los pacientes a los que se les extirpa la laringe por culpa de un cáncer es no poder hablar.  Perder esa facultad les intranquiliza y les afecta mucho.

El servicio de otorrinolaringología del Hospital Clínico Universitario es el único de Andalucía que desarrolla una técnica de cirugía fonatoria que permite a los enfermos laringectomizados (sin laringe) hablar a la semana o los diez días de haber sido operados para quitarles el tumor. Eso se consigue mediante la implantación de una prótesis que favorece que los pacientes comiencen a comunicarse oralmente antes de recibir el alta hospitalaria.

La técnica, además de acelerar la capacidad de hablar, presenta la ventaja de que en la misma sesión quirúrgica se extirpa la laringe afectada por un tumor y se le coloca la prótesis fonatoria al afectado, explicó ayer a este periódico el jefe del servicio de otorrinolaringología del Clínico, Gabriel Rodríguez Baró. Con este sistema, el 90% de los enfermos sin laringe pueden hablar sin problemas.

La técnica consiste en la unión unidireccional entre la tráquea (vía respiratoria) y el esófago (vía digestiva) del paciente laringectomizado, y en el implante de una prótesis -de silicona o de silicona y metal- que impide que entren alimentos en el sistema respiratorio. Así, el aire fluye desde la tráquea al esófago sin que la comida represente un obstáculo. Además, el enfermo puede aprovechar ese flujo de aire para producir una fonación aceptable que le facilite comunicarse a través de la voz de manera normal en su vida diaria.

Enfermos operados

El único servicio de otorrinolaringología del SAS que hace este tipo de intervenciones es el Clínico, por lo que recibe pacientes de toda Andalucía. Cerca de una treintena de enfermos se han beneficiado de esta técnica fonatoria y casi a ochenta se les ha han hecho reposiciones de prótesis una vez que se ha deteriorado la que se les puso inicialmente, con unos resultados excelentes, afirmó el doctor Rodríguez Baró.

El especialista precisó que para tratar este tipo de cáncer es cada vez menos necesario extirpar la laringe en su totalidad. Ese hecho se debe a la mejora de la detección precoz del tumor, al descenso del consumo de tabaco y a la aplicación de tratamientos de radioterapia y quimioterapia. No obstante, siempre hay un porcentaje de personas a las que no hay otro remedio que quitarles la laringe. El sistema tradicional que se emplea es someterlas a procesos de rehabilitación para que vuelvan a hablar, pero entre el 40 y el 50% de los pacientes fracasan en el aprendizaje para emitir sonido a través del esófago. Es lo que se conoce como voz erigmofónica. En otros casos, se recurre a unos aparatos que producen vibraciones bucofaríngeas, pero que no logran que la persona sin laringe se comunique verbalmente.

Ventajas del sistema

La ventaja de la prótesis que se implanta en el Clínico es que los pacientes empiezan a hablar en cuanto se les cicatriza la herida de la operación, en el plazo de una semana o diez días, sin que sea necesario darles rehabilitación. La prótesis hay que recambiarla en un plazo que oscila entre los cuatro meses y el año. Ese recambio se lo puede poner el propio paciente o, si lo prefiere, se le cambia en el hospital. No es necesario recurrir a la anestesia para ello. Es un proceso muy sencillo: como sacar el capuchón de un bolígrafo y poner uno nuevo.

Las causas que motivan cambiar las prótesis son, en primer lugar, el envejecimiento y deterioro del material; en segundo, la dilatación de las paredes esofágicas, lo que provoca que el implante se mueva, y, en tercer lugar, la colonización micótica (aparición de hongos). Estas prótesis, que se instalan entre la tráquea y el esófago, se pueden poner a todos los enfermos a los que se les quita la laringe, manifestó Gabriel Rodríguez Baró.

Una veintena de especialistas participan desde ayer en un curso de cirugía de prótesis fonatorias. Los asistentes podrán ver hoy por circuito interno de televisión dos operaciones en las que se implantarán esas prótesis. Asimismo, un paciente explicará cómo se lleva a cabo la sustitución de las mismas, indicó el doctor Rodríguez Baró.

Fuente:
Diario Sur (Ángel Escalera)
Unidades Organizativas vinculadas