Noticias
Noticias
Noticias
2356
visitas
El

El Clínico opera a un obeso mórbido a la semana para acabar con la lista de espera

Se da prioridad a los enfermos cuya salud está más deteriorada por el exceso de kilos. El objetivo es que ningún paciente aguarde más de seis o siete meses
El Clínico opera a un obeso mórbido a la semana para acabar con la lista de espera

El Hospital Clínico Universitario se ha marcado el objetivo de acabar en un año con la lista de espera de pacientes que sufren obesidad mórbida y cuya solución pasa por ser operados para perder kilos.

En estos momentos, cada semana es intervenido quirúrgicamente un enfermo, según dijo a este periódico el jefe del servicio de endocrinología y nutrición del Clínico, Francisco Tinahones. «Hemos logrado dar un importante impulso a la cirugía de la obesidad. Había 15 pacientes prioritarios esperando y ya están casi todos operados», explicó a este periódico el endocrinólogo.

Este tipo de intervenciones son complejas y, previamente, los enfermos deben ser vistos por un endocrinólogo, un psicólogo y un anestesiólogo. El proceso de selección de las personas que cumplen los requisitos para ser operadas los fija el servicio de endocrinología y nutrición. «Le damos prioridad a los casos más urgentes, en los que el exceso de kilos origina un riesgo para la salud de los enfermos», recalcó el doctor Tinahones.

Plazo razonable

En la actualidad, en la lista de espera de la cirugía de la obesidad mórbida del Clínico hay de 60 a 70 pacientes que son catalogados de prioritarios. La intención es que en un año las demoras sean mucho menores. Así, se pasaría de dos o tres años esperando a un plazo razonable de seis o siete meses, indicó el jefe del servicio de endocrinología.

La cirugía de la obesidad mórbida es la única opción para los pacientes cuyo exceso de peso no remite ni con dietas ni con otros tratamientos y que ven cómo su salud cada vez se resiente más a medida que ganan kilos. La gordura extrema favorece la aparición de la diabetes, los problemas circulatorios y de las articulaciones y las enfermedades cardiovasculares o la hipertensión.

Estos pacientes se han quejado de los retrasos excesivos de la sanidad pública en darles una solución quirúrgica. La demora para ser operados ha hecho que en reiteradas ocasiones los enfermos hayan protestado y criticado la lentitud del SAS.

El Clínico ha adquirido el compromiso de reducir considerablemente las demoras y operar anualmente a más de 50 pacientes. En el desarrollo del programa de la cirugía de la obesidad trabajan de forma coordinada tanto los endocrinólogos como los psicólogos y los cirujanos. «Estoy muy satisfecho con la respuesta y la colaboración que están dando todos los profesionales implicados en la atención a los pacientes con obesidad mórbida», subrayó el doctor Tinahones.

La técnica que utilizan los cirujanos del Clínico para operar a estos enfermos es la cirugía abierta, la más indicada en los casos de pacientes extremadamente obesos. No obstante, el hospital también está dispuesto a realizar intervenciones por cirugía laparoscópica, que se hace sin necesidad de abrir el abdomen del enfermo. «Contamos con unos magníficos cirujanos», apostilló Francisco Tinahones.

Fuente:
Diario Sur (Ángel Escalera)
Unidades Organizativas vinculadas