Noticias
Noticias
Noticias
525
visitas
El

El Hospital Clínico de Málaga aplica con éxito un programa de rehabilitación preventiva para mujeres operadas de cáncer de mama

Alrededor de un centenar de pacientes ya se han beneficiado de este proyecto multidisciplinar que detecta precozmente el riesgo de Linfedema
El Hospital Clínico de Málaga aplica con éxito un programa de rehabilitación pre

El Hospital Clínico Universitario Virgen de la Victoria, a través de su Servicio de Medicina Física y Rehabilitación, ha puesto en marcha un programa para la Prevención  de las Disfunciones del Miembro Superior en Pacientes con Cáncer de Mama, que ha beneficiado ya a casi un centenar de pacientes desde que se pusiera en marcha el pasado mes de octubre, detectando de forma precoz el riesgo de Linfedema o hinchazón del brazo tras la cirugía.

Este programa  de  fisioterapia temprana en pacientes intervenidas de cáncer de mama- que se lleva a cabo en la sala de Fisioterapia del centro de especialidades San José Obrero- se encuentra coordinado por el Servicio de Medicina Física y Rehabilitación y lo integran de forma multidisciplinar  profesionales de todo el complejo hospitalario que participan en el tratamiento de este tipo de pacientes, como son Cirugía de la Mama, Oncología Médica, Oncología Radioterápica y Medicina Física y Rehabilitación.

El principal objetivo  de este programa  es el abordaje temprano a través de la rehabilitación de las pacientes intervenidas quirúrgicamente por cáncer de mama con abordaje  axilar (técnicas de ganglio centinela y vaciamientos axilares), con el fin de restaurar la funcionalidad de la extremidad lo antes posibles, evitando cronificación  y secuelas tras el mismo.

Por su parte, la especialista y directora de la UGC de Medicina Física y Rehabilitación del complejo hospitalario universitario Virgen de la Victoria, Adela Gómez, explica que “este protocolo conlleva una labor importante de coordinación entre los profesionales,  de tal forma que, previo a la cirugía, las pacientes con cáncer de mama que se van a someter a una cirugía son citadas en la unidad de Fisioterapia del Servicio de Rehabilitación  para realizar un programa de ejercicio terapéutico y educación sanitaria sobre la recuperación de la  movilidad de la articulación  glenohumeral, la recuperación de la cicatriz quirúrgica, la recuperación de la fuerza del complejo articular del hombro, así como la vigilancia temprana del linfedema, y la educación de la paciente en la mejora de estilos de vida, destacando la  importancia de incrementar la actividad física y el ejercicio”. 

Todo ello, añade Gómez, “se realiza a través de intervenciones grupales e individuales, que abarcan desde charlas preoperatorias, fisioterapia oncológica y ejercicio terapéutico aplicadas de forma temprana y dirigidas por una fisioterapeuta de la Unidad”. De este modo,” las pacientes intervenidas a través de la técnica de ganglio centinela (población sensible) reciben charlas informativas en formato escuela de pacientes, para prevenir las disfunciones de la parte superior del cuerpo, tan característico de estas pacientes”, explica la especialista.

Además, cabe resaltar de este programa que, en el caso de pacientes con vaciamiento axilar y candidatas a radioterapia axilar (población de riesgo), reciben tratamiento fisioterápico de prevención y ejercicio terapéutico multimodal con un seguimiento de 6 meses. Asimismo, en el caso de presencia de linfedema, la paciente se deriva a la Unidad de Linfedema del servicio de Rehabilitación para su tratamiento específico.

Por otro lado, la fisioterapeuta de este protocolo de intervención temprana de la Unidad, Sonia Sánchez Gómez, explica que “con la coordinación multidisciplinar se asegura la captación y accesibilidad en la prevención de las disfunciones del miembro superior y su derivación a la Unidad de Linfedema de las pacientes con cáncer de mama que van a ser sometidas a intervención quirúrgica”.

Esta especialista añade que “el servicio de Medicina Física y Rehabilitación del complejo hospitalario  ha dado un gran paso en la prevención de las complicaciones tras la cirugía de cáncer de mama, cuyo procedimiento está incluido en lo que se denomina Prehabilitación”.

Asimismo, las especialistas coinciden en destacar que el  dolor y la disfunción de la parte superior del cuerpo son comunes en las supervivientes de cáncer de mama. Los trastornos de la parte superior del cuerpo pueden resultar directamente del cáncer de mama o de la cirugía, la quimioterapia, la radioterapia o las terapias hormonales utilizadas en su tratamiento. En este sentido, dos de estos tratamientos (cirugía y radioterapia) pueden tener efectos adversos que comprometan el área del hombro; hasta el 67% de las mujeres con cáncer de mama experimentan una gran variedad de problemas músculo-esqueléticos en las extremidades superiores, incluyendo disminución del rango de movimiento del hombro, debilidad de las extremidades superiores, hinchazón y dolor crónico.

Con la Prehabilitación se pretende que los pacientes sometidos a una intervención quirúrgica se preparen desde el punto de vista muscular, nutricional y psicológico antes de la propia intervención quirúrgica, para que acudan en la mejor forma física posible y así disminuir los tiempos de hospitalización y complicaciones posibles.

Unidad de Linfedema

La Unidad de Linfedema del Servicio de Medicina Física y Rehabilitación del Hospital Clínico Universitario Virgen de la Victoria, que se encuentra coordinada por la Dra. Raquel Bravo, ha valorado y tratado en el último año a  124 pacientes con este diagnóstico, de las cuales, 55 se tratan de pacientes que pasaron por la escuela de Linfedema, y 69 por terapia física descongestiva específica (drenaje linfático manual más vendaje multicapas.

En la unidad de Linfedema, que presta sus servicios a la ciudadanía malagueña desde el año 2005, se tratan linfedemas de tipo primario y secundario, de los que el 73% corresponden a casos relacionados con cáncer de mama.

La unidad dispone de consultas en el Clínico y en el centro de especialidades San José Obrero. Asimismo, el gimnasio de la unidad se encuentra ubicado en el Hospital Marítimo de Torremolinos.

Fuente:
Unidad de Comunicación del Hospital Universitario Virgen de la Victoria