Noticias
Noticias
Noticias
3723
visitas
El

El Hospital Regional de Málaga cierra el año consiguiendo el distintivo de ‘Manos Seguras’ para sus unidades de gestión

El Observatorio para la Seguridad del Paciente reconoce el esfuerzo de profesionales y ciudadanos por las acciones llevadas a cabo para propiciar un entorno seguro que favorezca las buenas prácticas en higiene de manos
Distintivo ‘Manos Seguras’ del Observatorio para la Seguridad del Paciente

En los últimos días de diciembre de 2014 el Hospital Regional Universitario de Málaga ha obtenido el distintivo ‘Manos Seguras’ que otorga el Observatorio para la Seguridad del Paciente, órgano dependiente de la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía (ACSA). Este reconocimiento avala las actuaciones desarrolladas en las unidades asistenciales para propiciar un entorno seguro donde se facilite y favorezca una correcta higiene de manos, tanto de profesionales como de pacientes, familiares y visitantes.

En concreto, el distintivo ha sido para los profesionales de los hospitales General, Materno Infantil y Civil, y el Centro de Alta Resolución de Especialidades (CARE).

En el año 2013 – cuando solo nueve unidades asistenciales disfrutaban de este reconocimiento – la dirección del centro puso en marcha una estrategia global con el objetivo de implantar en todas las unidades asistenciales las acciones de buena práctica en el ámbito de la higiene de manos, ya implementadas en las unidades acreditadas. Esta estrategia, que ahora obtiene los resultados, ha estado coordinada desde la dirección de Enfermería, la UGC de Enfermedades Infecciosas, Medicina Preventiva y Microbiología, y la Unidad de Evaluación y Resultados en Salud del centro sanitario.

El Observatorio para la Seguridad del Paciente ha tenido en cuenta las acciones implementadas en cinco aspectos en el ámbito de ‘Manos Seguras’, como son el entorno seguro que facilita el lavado de manos; la formación en prevención de infecciones e higiene de manos; garantizar la disponibilidad de solución hidroalcohólica en puntos de trabajo y atención al paciente; observación y seguimiento de las acciones implantadas, realizado por los supervisores de cuidados de enfermería; y la monitorización de los indicadores de calidad relacionados con la higiene de manos, valorando las opciones de mejora para el futuro.

Los evaluadores de la ACSA han destacado el diseño, unificación y ubicación de los carteles informativos; los planes y talleres de formación acreditada impartidos a los profesionales; las estrategias de monitorización y seguimiento de las acciones implantadas; y la información en los planes de acogida e ingreso de pacientes, dirigida a estos, familiares, asociaciones de pacientes y voluntariado, y visitas en general.

Las mejoras llevadas a cabo en infraestructuras han facilitado la implantación de algunas de estas medidas ofreciendo un entorno seguro orientado a la protección de los efectos negativos de las infecciones, tales como la instalación y lugar de ubicación de los preparados de base alcohólica (justo al lado del paciente) en los espacios asistenciales; y la disponibilidad de jabón líquido, secamanos y puntos de lavado con agua corriente que facilita el lavado de manos cuando se entra en contacto con la persona ingresada, tanto de los profesionales como de los familiares del paciente y visitas.

La implicación y compromiso de profesionales, familiares y visitantes ha hecho posible este logro al asumir esta práctica de seguridad del paciente, siendo una de las estrategias y prioridades del centro sanitario – y de cada una de las Unidades de Gestión Clínica - dirigidas a eliminar o reducir eventos adversos que se puedan producir en el proceso de atención sanitaria, de acuerdo a la Estrategia para la Seguridad del Paciente del Sistema Sanitario Público Andaluz y las directrices de la Organización Mundial de la Salud.

Fuente:
Unidad de Comunicación de los Hospitales Universitarios Regional de Málaga y Virgen de la Victoria