Noticias
Noticias
Noticias
3383
visitas
Enc

Encarnación Cuéllar Obispo, nueva directora del Plan Andaluz de Atención a las Personas con Dolor

Doctora en Medicina, es médico especialista en la Unidad de Gestión Clínica de Anestesiología, Reanimación y Terapia del Dolor del Hospital Regional Universitario de Málaga
Imagen de la Dra. Encarnación Cuéllar Obispo

Encarnación Cuéllar Obispo, (Ceuta, 1964) es la nueva directora del Plan Andaluz de Atención a las Personas con Dolor de la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, una herramienta clave que define las estrategias necesarias encaminadas a mejorar la esperanza y calidad de vida en buena salud, desde una perspectiva socio-sanitaria, en la atención a las personas con dolor.

Licenciada en Medicina y Cirugía por la Facultad de Medicina de Granada en 1988, y doctora por la Universidad de Málaga en 2003, su vida profesional ha estado vinculada al Hospital Regional Universitario de Málaga, y al Hospital de Alta Resolución (HAR) de Benalmádena, perteneciente a la Agencia Sanitaria Costa del Sol.

En el año 1989 se incorporó al hospital malagueño como médico residente de la especialidad de Anestesiología, Reanimación y Terapia del Dolor, y desde el año 1993 como facultativo especialista. En el año 2007 se traslada al HAR de Benalmádena, primero como directora del bloque quirúrgico y un año más tarde como directora del centro sanitario, cargo que ocupa hasta el 2013, cuando se reincorpora a la Unidad de Gestión Clínica de Anestesiología y Reanimación del Hospital Regional.

Como facultativo especialista Encarnación Cuéllar es experta universitaria en las áreas de Investigación Clínica, Calidad y Seguridad del Paciente; tiene el título de Alta Dirección del Instituto San Telmo y es instructora de reanimación cardiopulmonar por el Plan Nacional de Reanimación Cardiopulmonar.

Cuéllar Obispo ha participado en el rediseño del ‘Proceso Asistencial de Atención al Paciente Quirúrgico’ editado recientemente por la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales; y en el Distintivo de Centros contra el Dolor enmarcado dentro de la Estrategia de Seguridad del Paciente del sistema sanitario público andaluz en 2011, como herramienta del Plan Integral del Dolor.

Desde el año 2009 es colaboradora honoraria de la Universidad de Málaga, como docente e investigadora, en el programa de Doctorado de Farmacología y Terapéutica; es docente en el Máster en Gestión Hospitalaria de la Universidad de Alcalá de Henares; y desde 2008 forma parte de la Junta Directiva de la Asociación Andaluza – Extremeña de Anestesiología, Reanimación y Terapia del Dolor.

Asimismo, ha participado de forma directa en los procesos de acreditación en calidad de hospitales – tanto por el modelo de acreditación de la Joint Comission International, como por la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía – de distintas áreas asistenciales del HAR de Benalmádena, en 2009 y 2012.

La elección de Encarnación Cuéllar Obispo, que sustituye en el cargo a Juan Antonio Guerra de Hoyos, busca dar un nuevo impulso al Plan Andaluz de Atención a las Personas con Dolor y seguir avanzando en los objetivos marcados. Así, en palabras de Cuéllar, tras realizar un análisis de la situación actual, “se definirán las áreas de mejora donde se priorizarán las actuaciones, tanto en formación de profesionales como en el diseño de las estructuras organizativas, para definir los circuitos asistenciales y elaborar las guías de práctica clínica que aseguren una atención de calidad a las personas con dolor”.

Plan Andaluz de Atención a las Personas con Dolor

El dolor es un problema de alta prevalencia e impacto en la calidad de vida de las personas que lo padecen, así como en la sociedad y en los sistemas sanitarios de los países desarrollados.

El Plan de Atención al Dolor establece las líneas y diseña las estrategias organizativas y asistenciales mediante la integración de los recursos y estructuras disponibles en los diferentes niveles asistenciales. Asimismo, incorpora los nuevos avances en evaluación y tratamiento en base a la mejor evidencia disponible en esta patología que engloba diferentes procesos asistenciales relacionados con el dolor agudo perioperatorio, dolor en emergencias, dolor asociado a procedimientos y dolor crónico (oncológico y no oncológico).

Entre otros aspectos, el Plan incorpora guías de práctica clínica para diferentes procesos, la guía de uso de opioides, contenidos y rutas formativas para profesionales, o define el adecuado circuito de los pacientes desde la puerta de entrada al sistema.

Para Encarnación Cuéllar “una de los aspectos del Plan que mayor impacto ha tenido ha sido la incorporación del ‘Distintivo de Centros contra el Dolor’ como herramienta para acreditación de buenas prácticas profesionales – en sus tres niveles de básica, avanzada y excelente - en el entorno de seguridad del paciente, que ya se ha implementado en el contrato programa de los centros sanitarios”.

Este distintivo (similar al ya existente de ‘Manos Seguras’) establece un listado de buenas prácticas en siete dimensiones - información y educación de pacientes, formación de profesionales sanitarios, evaluación sistemática del dolor, proceso asistencial, seguimiento y registro de pacientes, análisis de resultados y estructura organizativa - que los centros y/o unidades de gestión clínica deben implementar para conseguir la acreditación en calidad en el abordaje del dolor.

Para la nueva directora del Plan Andaluz del Dolor, “aunque hemos avanzado mucho en la evaluación y tratamiento del dolor en todos los niveles asistenciales, siempre va a quedar mucho por hacer en este camino ya iniciado”.

Fuente:
Unidad de Comunicación de los Hospitales Universitarios Regional de Málaga y Virgen de la Victoria
Unidades Organizativas vinculadas