Noticias
Noticias
Noticias
3025
visitas
Ens

Ensayan una nueva terapia con células madre para la diabetes

El Clínico prueba si ciertas células del tejido adiposo pueden reconvertirse en proteínas para producir insulina. La patología supone el 15% del gasto sanitario
Diabetes. La presidente de la SAEN, Elena Torres, y Francisco Tinahones

El Hospital Virgen de la Victoria ensaya un nuevo tratamiento con células madre para erradicar la diabetes. Se trata de una investigación con un año de andadura dirigida por el jefe del servicio de Endocrinología y Nutrición, Francisco Tinahones, que se centra en hallar células que se puedan transformar en proteínas para producir insulina.

El método consiste en extraer del tejido adiposo de la persona células llamadas indiferenciadas para que se reconviertan y corrijan la resistencia a la insulina. El doctor Tinahones explica que las células grasas pueden ayudar al organismo a responder ante la diabetes. "Que una célula se pueda reconvertir para que produzca insulina es difícil, pero esta línea de investigación puede abrirnos a nuevas dianas terapéuticas. Es cuestión de tiempo", asegura.

La presentación de este proyecto coincidió con la celebración ayer del Día Mundial contra la Diabetes, una patología que afecta ya a al 10 por ciento de la población malagueña, con una mayor incidencia entre los adultos de a partir de 45 años. El aumento de los casos se relaciona con el crecimiento imparable de la obesidad y los problemas de sobrepeso en el conjunto de la sociedad, y de forma más alarmante en la edad infantil. De hecho, el 15 por ciento de los niños es obeso y una cuarta parte tiene sobrepeso. "Ahora se considera normal lo que hace 30 años era obesidad o sobrepeso", asegura Elena Torres Vela, presidenta de la Sociedad Andaluza de Endocrinología y Nutrición (SAEN), que ayer celebró en Málaga su XXXIII Congreso.

El crecimiento de la obesidad ha hecho que la diabetes tipo 2, aquella que surge en la edad adulta por resistencia a la insulina, aparezca cada vez entre la población adolescente. De hecho, la mitad de los enfermos con esta variante tiene problemas de sobrepeso, manifestó Torres Vela. La diabetes genera el 15 por ciento del gasto sanitario, no sólo destinado al tratamiento de la enfermedad sino a sus efectos, como ceguera, problemas renales, neuropatías e incluso amputaciones de miembros por problemas circulatorios.

Los endocrinos llaman la atención por el incremento del sobrepeso, cuyos índices en España se acercan a los de EEUU, donde entre el 30 y 40 por ciento de la población tiene un peso muy por encima de lo aconsejado. "El sobrepeso es un problema estructural. En las ciudades no se ha fomentado lo suficiente la alimentación saludable, porque no sólo valen las campañas, sino también facilitar el acceso de esos alimentos", insiste Tinahones. El endocrino se refiere también a la necesidad de cambiar los hábitos y pone como ejemplo que dos personas con la misma condición física pueden diferenciarse en el peso con el tiempo, ya que si una de ellas no anda durante media hora al día ganará cada año dos kilos.

Los endocrinos consideran que el índice de masa corporal normal se sitúa en 25, mientras que las personas con obesidad tienen más de 30, incluso 40 si es mórbida.

En la lucha contra la diabetes han surgido en los últimos años fármacos para el control de la patología. Hace semanas ha comenzado a comercializarse un medicamento que se administra por vía subcutánea y supone una alternativa a la insulina. La ventaja frente a otras terapias es que evita la hipoglucemia (disminución de la cantidad normal de glucosa contenida en la sangre) y está indicado para pacientes tipo 2. También el Hospital Clínico ha logrado identificar un gen en personas con tendencia al sobrepeso que favorece la aparición de la diabetes.

Fuente:
Diario La Opinión de Málaga (Raquel Rivera)