Noticias
Noticias
Noticias
2989
visitas
La

La proporción de diabéticos y obesos se duplica en 15 años

Los detonantes son el exceso de alimentación, la comida basura y la falta de ejercicio físico. La tendencia es generalizada en todos los países desarrollados
La obesidad suele ser el detonante de la diabetes y de otras patologías

La gripe A causó psicosis hace un par de años cuando irrumpió como una nueva enfermedad. La obesidad no causa miedo, pero mata y hay especialistas que ya la consideran una pandemia.

En apenas 15 años, la obesidad se ha duplicado en Andalucía y con ella, la diabetes; una tendencia generalizada en todos los países desarrollados y por lo que algunos expertos han acuñado el concepto de diabesidad. Entre los años 1990 y 1995, la obesidad en la comunidad autónoma andaluza rondaba el 15% de la población. Los últimos estudios la sitúan ya en el 34%, siete puntos por encima de la proporción global de obesos de España, que está en el 27%. El incremento de las personas pasadas de peso tienen su correlación también en el aumento de los diabéticos, que en ese periodo han pasado del 8% de la población al 14%.

Los médicos achacan esta realidad -de la que vienen alertando hace bastante tiempo- a la falta de ejercicio, la comida basura y el exceso de alimentación. El responsable de Endocrinología del Hospital Clínico, Francisco Tinahones, cuenta que incluso países como China, a medida que incrementan su nivel de vida, elevan sus índices de obesidad y diabetes. La razón es que el cuerpo humano está preparado para afrontar periodos de falta de alimento -como hasta no hace muchas décadas- y por eso acumula grasa. Pero no está preparado para la abundancia. Justamente, el organismo tiene adipositos, que son células cuya función es almacenar la grasa para los tiempos de escasez.

Pero por esas latitudes no hay periodos de escasez, así que aparece la gordura y las patologías metabólicas asociadas, como la diabetes. Cuatro de cada cinco obesos extremos las desarrollan. Pero paradójicamente, el 20% de los obesos mórbidos son metabólicamente sanos. Investigadores de Endocrinología del Hospital Clínico de Málaga han estudiado qué mecanismos son los que protegen. El grupo ha descubierto que mientras los adipositos de los obesos que desarrollan diabetes crecen hasta que se colapsan y dejan de funcionar, los de aquellas personas gordas pero sanas son diferentes y -explicado en términos coloquiales- es como si tuvieran la capacidad de reclutar a otros adipositos para que sigan haciendo su función sin que el cuerpo enferme. La investigación será próximamente publicada en la revista Endocrinology, la más prestigiosa de la especialidad, y puede aportar pistas para avanzar en el tratamiento de la diabetes.

¿Y por qué Andalucía tiene un mayor nivel de obesos que la media española? "Porque a menor nivel económico, más obesidad", sostiene Tinahones. Y es que, añade, "cuesta menos la bollería que la fruta o la verdura". Aunque este endocrinólogo aclara que ninguna clase social está a salvo de la obesidad, insiste en que quienes tienen un poder adquisitivo alto y más formación suelen adquirir más alimentos saludables -que por lo general son más caros- y realizar más actividad física -como acudir a gimnasios o desarrollar actividades complementarias que también tienen un coste.

Fuente:
Diario Málaga Hoy (Leonor García)
Unidades Organizativas vinculadas