Noticias
Noticias
Noticias
1792
visitas
La

La Unidad de Puerperio del Materno Infantil pone en marcha un Plan que incluye el fomento de la lactancia materna y el apoyo emocional

Desde su inicio a primeros de año se ha registrado un incremento de la lactancia materna, y actualmente el 90% de las puérperas la han incorporado en el momento del alta
La Unidad de Puerperio del Materno Infantil

La Unidad de Gestión Clínica de Ginecología y Obstetricia del Hospital Regional de Málaga ha puesto en marcha desde primeros de año un Plan de Puerperio que incluye el fomento de la lactancia materna y el apoyo emocional en las Unidades de Hospitalización de Puérperas del Hospital Materno Infantil, entre otros aspectos.

Así, en su plan de cuidados el equipo de enfermería de las Unidades de Puerperio hace especial hincapié en potenciar la lactancia materna en las unidades hospitalarias donde trabajan, tanto con la madre como con el padre y el entorno familiar; el apoyo emocional, así como la educación sanitaria y el manejo del recién nacido - su comportamiento y señales de necesidades de cuidados e higiene - y otros aspectos relacionados con la lactancia.

Además de la atención personalizada a las puérperas, a pie de cama, el plan incorpora la visita grupal de embarazadas a las Unidades de Puerperio, procedentes de los centros de salud, dentro del programa ya establecido entre atención primaria y hospitales. Así, de forma periódica, al mismo tiempo que las mujeres embarazadas conocen la Unidad de Partos, desde primeros de año visitan también las Unidades de Puérperas, donde tienen la oportunidad de establecer el primer contacto con las matronas y enfermeras referentes, lo que les da mayor seguridad en el momento del parto y del puerperio.

Este plan surge de la necesidad detectada por las enfermeras de mejorar la calidad asistencial que se ofrecía a las puérperas. Así, y a través de un grupo focal que se llevó a cabo en la Unidad de Puérperas con asociaciones de apoyo a la lactancia, las asistentes manifestaron que lo que más les inquietaba a las mujeres embarazadas eran los aspectos relacionados con la lactancia, la necesidad de apoyo emocional y escucha activa, y todo lo que suponía la adaptación a la nueva estructura familiar.

En palabras de la enfermera supervisora de la Unidad de Puérperas, Teresa Puebla, “la unidad se ha hecho eco de las demandas de la sociedad, ha escuchado la voz de las asociaciones, y se ha organizado para crear un espacio de formación e información de profesionales dedicados al fomento de la lactancia materna. Aunque la lactancia materna es un acto natural, hay que aprenderlo, y esto les proporciona seguridad y calma la inquietud de las mujeres sobre lactancia. Además de la lactancia materna, el apoyo psicológico a la puérpera y la formación en cuidados del recién nacido, es prioritario para nosotras, y así nos vamos adaptando a sus necesidades”.

Esta iniciativa ya está dando sus frutos, ya que actualmente el 90% de los recién nacidos se van de alta con lactancia materna exclusiva. Alrededor de 300 mujeres al mes ingresan en las Unidades de Puerperio del Materno Infantil tras haber dado a luz. Asimismo, un promedio de 12 embarazadas visitan semanalmente las unidades de hospitalización donde reciben una primera información sobre la lactancia materna, tras su visita a los paritorios.

En palabras de la neonatóloga del Materno Infantil, Laura Affumicato, ”ha habido un cambio muy importante en ese sentido, las madres se van a casa con mucha más confianza y conociendo mucho más de lo que supone la lactancia materna; se lo creen, se van más tranquilas, y muy pocas que se van de alta con una lactancia mixta, o con una lactancia inhibida, y cuando lo hacen esa ha sido su decisión, con pleno conocimiento de lo que supone.”

El personal de enfermería refiere que en algunas ocasiones, tener apoyo de profesionales formados en vital para el éxito de la lactancia materna; así, hay situaciones donde el recién nacido tiene dificultad para engancharse al pecho, en prematuros tardíos (nacidos entre la 34 y 37 semana), existencia de dolor de la madre en el hecho de lactar, pezón invertido, son algunos ejemplos; “la madre puede amamantar pero va a necesitar más apoyo de los profesionales, les enseñamos posturas para el agarre, o les ayudamos en las técnicas de extracción de leche, por ejemplo”, dice Teresa Puebla.

Beneficios de la lactancia materna

Tanto la OMS y la UNICEF han establecido diez pasos para el fomento de la lactancia materna en las Unidades de Hospitalización, con el fin de conseguir una lactancia materna eficaz, y entre estos pasos está la ayuda a las madres a través de profesionales de la salud formados en lactancia materna, ya que necesita mucha formación y dedicación.

Los beneficios de la leche materna son innumerables, así está demostrado que la lactancia materna conlleva un menor riesgo de que los bebés puedan sufrir enfermedades infecciosas; respiratorias – como bronquitis o neumonía -; enfermedades gastrointestinales, como diarreas; o enfermedades alérgicas, bien alimentarias, respiratorias o cutáneas. La leche materna es siempre la mejor opción para un neonato al ser muy rica en proteínas, siendo la que mayor beneficio puede reportar a un recién nacido.

Además de estos beneficios, hay estudios que han demostrado que la lactancia materna tiene un efecto calmante para el bebé. Así, el concepto de lactoanalgesia, hace referencia a que la realización de pruebas que pueden ser agresivas para el recién nacido (pinchazos, prueba del talón, o extracción de sangre) son mejor toleradas por un lactante enganchado al pecho de su madre, resultando menor dolorosas.

Fuente:
Unidad de Comunicación de los Hospitales Universitarios Regional de Málaga y Virgen de la Victoria