Noticias
Noticias
Noticias
3886
visitas
Los

Los insensibles y delicados pies del diabético

La falta de sensibilidad puede derivar en úlceras, gangrenas y amputaciones
Rocío Merino, cirujana vascular del Clínico, atiende a un paciente

Con los años, los diabéticos suelen perder la sensibilidad en los pies. Esa complicación junto con la menor irrigación sanguínea de la extremidad, la falta de hidratación de esa parte del organismo y la presión de todo el peso del cuerpo ocasiona en muchos casos úlceras que pueden desembocar en gangrena y amputación. Es lo que se conoce como el pie diabético.

El problema es que como el paciente no siente dolor por su insensibilidad no suele advertir la aparición de úlceras e infecciones. "La prevención está regular", admite la angióloga y cirujana vascular del Hospital Clínico Rocío Merino. De ahí su empeño en sensibilizar tanto a pacientes como a profesionales de la importancia de atajar esta complicación.

Merino daba un dato para que se viera la dimensión del problema. Ayer, en el Clínico había 14 enfermos ingresados por patologías vasculares. De ellos, cinco eran por pie diabético. La facultativa incluso incidía en la dimensión social de la dolencia al señalar que una mujer diabética de 70 años que sea autónoma, si no cuida sus pies puede acabar con un miembro amputado, lo que la convierte en dependiente. "Siempre es un drama llegar a una amputación, pero en personas mayores es desestructurar una familia porque los abuelos pasan de autónomos a dependientes", argumentaba.

La causa más frecuente de amputaciones no traumáticas es precisamente la diabetes. El Clínico atendió el año pasado a 800 personas por complicaciones derivadas del pie diabético.

De ahí que Merino insista en que a falta de sensibilidad en los pies, los diabéticos tienen que extremar su cuidado y ante la más mínima herida consultar a su médico. Para concienciar en la importancia de la prevención e intercambiar experiencias, entre mañana y el viernes se celebrará en Málaga el sexto encuentro nacional de especialistas en pie diabético organizado por la Sociedad Española de Angiología y Cirugía Vascular y el Hospital Clínico, en colaboración con el Colegio de Médicos.

Los diabéticos pierden la sensibilidad en los pies porque la glucosa se va depositando y deteriora la sustancia que recubre los nervios. Así, la función sensitiva se va perdiendo. También los dedos se van deformando y quedan con la apariencia de una garra. Cuando la prevención falla, las complicaciones pueden derivar en amputaciones de dedos o incluso de todo el pie. 

Fuente:
Diario Málaga Hoy (Leonor García)
Unidades Organizativas vinculadas