Noticias
Noticias
Noticias
2637
visitas
Los

Los padres de enfermas de anorexia critican la "escasez" de recursos

Los familiares piden con urgencia la dotación de hospitales de día y unidades específicas de ingreso hospitalario para los tratamientos
Los padres de enfermas de anorexia critican la "escasez" de recursos

Falta formación específica en los médicos de familia, unidades de ingreso hospitalario, centros de día... Los familiares de enfermos de Trastornos de la Conducta de la Alimentación (TAC), como la anorexia y la bulimia, insisten en que sus reivindicaciones a la Junta de Andalucía caen una y otra vez en saco roto y que cada día se les hace más cuesta arriba lidiar con la enfermedad en solitario, según lamenta la presidenta de Adaner, Rosa Sanz.

"Chicas que se están dejando morir en sus casas sin que los padres puedan hacer nada, derivaciones a salud mental que tardan 11 meses e ingresos hospitalarios en plantas donde los médicos no tienen formación específica", critica con pesimismo la presidenta del colectivo.

Actualmente, tanto el Hospital Carlos Haya como el Clínico Universitario cuentan con unidades de salud mental infantil y juvenil (USMIJ), pero carecen, según Adaner, de unidades de ingreso y centros de día.

Sin embargo, el colectivo considera que "la atención ambulatoria y las terapias funcionan muy bien" y esperan con optimismo "la futura incorporación de las cuatro camas hospitalarias anunciadas por la Delegación Provincial de Salud". Sanz critica los ingresos hospitalarios en las unidades de agudos (enfermos mentales graves) o en plantas convencionales habituales hasta la fecha, ya que los profesionales "no tienen la formación específica". Los familiares de las enfermas presentaron el pasado mes de febrero un total de 5.000 firmas ante el Defensor del Pueblo con sus reivindicaciones y sostienen que la respuesta de la Junta no les satisface.

"Una chica adolescente ha tardado 11 meses en que la vea el psiquiatra que por fin la ha derivado a salud mental", cuenta la presidenta de Adaner. Actualmente, el colectivo observa con preocupación dos casos de especial gravedad: "Se trata de dos chicas de 20 y 26 años respectivamente que, según sus familiares, se están dejando morir en casa, sin que ellos puedan hacer nada", dice Sanz, que en ambos casos reclama un informe del psiquiatra para poder pedir, vía judicial, el ingreso obligatorio de las jóvenes en un hospital. Por su parte, la Delegación de Salud aseguró recientemente que las dos USMIJ (en el Hospital Clínico y en el Materno Infantil) han reforzado sus funciones con hospitalización parcial y completa.

Fuente:
Diario Málaga Hoy (Rebeca Tobelem)
Unidades Organizativas vinculadas