Noticias
Noticias
Noticias
2108
visitas
Mal

Málaga es la provincia española donde más aparece el cáncer de piel antes de los 70 años

Un estudio revela que la incidencia de este tumor se ha estabilizado gracias a la mayor concienciación social
Hay que evitar exposiciones solares muy prolongadas

El cáncer no hace distinciones de edad y aparece en cualquier etapa de la vida. En el caso de los tumores de piel, Málaga es la provincia española donde se dan a edades más tempranas.

Un estudio realizado por cuatro hospitales revela que la media de edad de los pacientes con un cáncer de piel en Málaga es de 66 años, cuatro menos que la media nacional. Ese trabajo ha sido coordinado por el catedrático de la Universidad de Málaga y jefe del servicio de dermatología del Hospital Clínico Universitario, Enrique Herrera. Los cuatro centros participantes han sido el Hospital del Mar de Barcelona, Juan Canelejo de La Coruña, Princesa de Madrid y el Clínico de Málaga.

El estudio tiene dos partes: una retrospectiva, que abarca el periodo 2000-2003, y otra prospectiva, que va del 15 de mayo de 2005 al 14 de mayo de 2006. Se ha comprobado que la incidencia de los tumores de piel (basocelular, espinocelular y melanoma, que es el más agresivo) creció hasta 2003 y a partir de ese año ha ido estabilizándose, dijo ayer a este periódico Enrique Herrera.

El catedrático considera que ese freno del crecimiento de los tumores cutáneos se debe a una mayor concienciación de la población a la hora de exponerse el sol. «La gente tiene mejor información y sabe que tomar el sol en exceso y sin adoptar medidas fotoprotectoras es perjudicial para su salud», afirmó Herrera.

Los tumores basocelulares y espinocelulares se dan con más frecuencia entre los hombres, mientras que el melanoma afecta más a las mujeres.

Detección precoz

De todos los cánceres de piel el más peligroso es el melanoma. De ahí que detectarlo precozmente sea fundamental para combatirlo a tiempo. Descubierto pronto, el melanoma se cura en un 90% de los casos, señaló el doctor Herrera. Los lunares son tumores benignos que provienen de una célula llamada melanocito. Las personas que tienen más lunares presentan mayor riesgo de que alguno acabe derivando a un melanoma. A ese respecto, el jefe del servicio de dermatología del Clínico afirmó que lo peor es que ese tumor desemboque en una metástasis y se ramifique a otras partes del organismo. Cuando hay metástasis, la supervivencia de los enfermos a los cinco años de habérseles diagnosticado el cáncer es del 25%.

El estudio llevado a cabo por los cuatro hospital citados es pionero en su género tanto en España como en Europa, y ha contado con la colaboración de la empresa Técnicas Avanzadas de Investigación en Servicios Sanitarios.

Fuente:
Diario Sur (Ángel Escalera)
Unidades Organizativas vinculadas