Noticias
Noticias
Noticias
1014
visitas
Sal

Salud invertirá 1,7 millones de euros en las urgencias del Hospital Regional de Málaga

Las mejoras estructurales, que irán acompañadas de otras organizativas, permitirán incrementar los espacios en 800 metros cuadrados
Hospital Regional Universitario de Málaga

La Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales invertirá 1,7 millones de euros en las urgencias del Hospital General, perteneciente al Hospital Regional de Málaga, a fin de mejorar los circuitos asistenciales de este servicio hospitalario. Así lo ha dado a conocer hoy la consejera del ramo, María José Sánchez Rubio, quien ha señalado que estos cambios estructurales irán acompañados de otros cambios organizativos a fin de agilizar los tiempos de respuesta y mejorar la asistencia prestada.

Estas actuaciones, enmarcadas en el nuevo Plan de Urgencias Hospitalarias y que se realizarán en cuatro fases para hacerlas compatibles con la actividad asistencial, son el resultado del análisis de situación realizado por responsables del Servicio Andaluz de Salud y profesionales del propio centro.

Los criterios considerados para la realización de la reforma, que tendrá una duración de ocho meses, son estrictamente funcionales, lo que permitirá generar espacios de uso sencillo e intuitivo que posibiliten la máxima eficacia en el control y tratamiento de los pacientes. Además, supondrán un incremento de 800 metros cuadrados de la superficie destinada a esta actividad, pasando de los 1.327 actuales a 2.127 metros cuadrados.

En este sentido, las urgencias del Hospital General pasarán a contar con tres consultas de triaje (actualmente solo dispone de una); 14 consultas en el área de Policlínica – aumentando en seis consultas -; cinco puestos de atención a críticos, de los tres con los que cuenta actualmente; y cinco salas de espera, incrementándose en dos. Asimismo, el área de Observación de Urgencias se unifica y amplia en un único espacio –actualmente son dos – para albergar 27 camas (cuatro más de las que dispone en la actualidad) y 12 sillones (tres más). Se mantiene una sala de yesos, una sala de curas y una sala de información a familiares; así como el área de Radiología de Urgencias.

Estas reformas estructurales, acompañadas de otras reformas organizativas, tienen como objetivo conseguir un tiempo mejor de 5 minutos entre que el paciente acude al hospital y se inicia el triaje para determinar la gravedad del problema de salud que presenta.

Las medidas establecidas en el Plan de Urgencias Hospitalarias se centran en cuestiones organizativas, asistenciales, de recursos humanos y de reestructuración de espacios físicos. Para ello, se han analizado las demoras en la clasificación de los pacientes en los servicios de urgencias del Hospital Regional de Málaga, así como los tiempos empleados en el alta, traslado y pruebas diagnósticas que se realizan a los pacientes.

Entre las medidas organizativas se establece la implantación del sistema estructurado de triaje ‘Manchester modificado’ que mejora la objetividad en la priorización de la asistencia a los pacientes. Este sistema de clasificación determina la prioridad en la atención de un paciente. Así, clasifica los casos en cinco niveles y determina unos tiempos de atención para cada uno. El nivel 1 sería de atención inmediata, nivel 2 (muy urgente), nivel 3 (urgente), nivel 4 (normal) y nivel 5 (no urgente).

Los hospitales contarán con circuitos diferenciados para atender a los pacientes en función de su clasificación y del tipo de urgencias que atiendan normalmente priorizando la asistencia en los niveles de mayor urgencia y generando espacios y circuitos asistenciales diferenciados que eviten la aglomeración de pacientes. Por este motivo, se implantarán un circuito específico para el paciente crítico (prioridad I), otro para pacientes con prioridades II y III y un tercero para consultas de visita rápida para pacientes con prioridades 4 y 5.

Asimismo, se pondrán en marcha consultas de prácticas avanzadas de enfermería para determinados pacientes de nivel 5 y se establecerán espacios asistenciales diferenciados para los pacientes traumatológicos.

Igualmente, los centros hospitalarios planificarán los espacios necesarios teniendo en cuenta los picos de mayor frecuentación de usuarios para lograr evitar acumulación de pacientes en espera.

Más información y coordinación

El Plan de Mejora establecido para el Hospital Regional de Málaga fomentará, en la línea de las prioridades marcadas en el plan de urgencias establecido para todos los hospitales andaluces, la coordinación entre las distintas áreas del hospital ya que la respuesta asistencial que se da en Urgencias está condicionada por la respuesta de todas las áreas del hospital. En este sentido, se establecerán estrategias de coordinación e indicadores que midan la capacidad asistencial de cada área y cómo influye en la situación de Urgencias.

A diario, los responsables de las distintas unidades del hospital se reunirán para evaluar la ocupación del hospital y la situación de las Urgencias, con el objetivo de poner en marcha las medidas oportunas para dar una respuesta adecuada. Como ejemplo, se agilizarán las altas hospitalarias en las primeras horas de la mañana para acortar el tiempo de ingreso en planta de los pacientes que lo necesiten, se acelerará el transporte en ambulancias al alta, se mejorarán los tiempos de respuesta en pruebas complementarias (laboratorio, radiodiagnóstico…), se realizará un seguimiento del tiempo que permanece un paciente en el área de Observación para que no supere un máximo de 24 horas en esta área y se reducirán los tiempos de respuesta de los especialistas de guardia, entre otros aspectos.

Otro de los objetivos definidos se centra en mejorar la información que se ofrece tanto a usuarios como a acompañantes. Se establecerá un sistema de información que permita conocer la situación del paciente en todo momento y los tiempos de espera aproximados en las pruebas diagnósticas.

En la planificación de recursos humanos, el Plan de Mejora prevé redistribuir profesionales en función de la carga de trabajo por puesto y turno.

Igualmente, gracias a la implantación del Conjunto Mínimo Básico de Datos (CMBD) en las áreas de Urgencias, se profundizará en las causas por las que los ciudadanos acuden a las urgencias, la frecuencia de las visitas y la identificación de su médico de atención primaria. El conocimiento de estos datos permitirá realizar una mejor gestión clínica de estos pacientes y disminuir su frecuentación.

Fuente:
Unidad de Comunicación de los Hospitales Universitarios Regional de Málaga y Virgen de la Victoria